Activará economía con serie de obras

POR MANUEL JIMÉNEZ
El Presidente Leonel Fernández dijo que aspira a una reactivación económica a través de la puesta en marcha de un vasto plan de obras públicas que abarque todo el país y en cuya ejecución se utilice la mano de obra y profesionales de los municipios beneficiados.

Fernández dijo que ha instruido a los funcionarios del gobierno para que en la ejecución de estas obras de infraestructuras se contrate a ingenieros y otros profesionales que residan en los municipios beneficiados y que el material y los artículos que demandan estos proyectos se adquiera en las ferreterías y el comercio local.

El mandatario insistió sobre esta decisión en discursos que pronunció el viernes al término de las audiencias populares que encabezó en los municipios de El Seibo y Hato Mayor, donde anunció la ejecución y terminación de más de medio centenar de obras.

“Estamos tan solo en la fase inicial de este gobierno y estamos tratando de activar un conjunto de obras para dinamizar la economía”, expresó Fernández mientras se dirigía al público que prácticamente llenó las gradas y el centro del multiuso de Hato Mayor.

Fernández, quien estuvo acompañado de una veintena de secretarios de Estado y directores generales de instituciones públicas, dijo que se ha demostrado que no vasta con la realización de obras en un lugar determinado, sino que “necesitamos incorporar a los distintos sectores y a los líderes comunitarios en su ejecución”.

“Yo lo que quiero es que aquí en Hato Mayor también circule el peso, yo quiero que ustedes se beneficien de los chelitos que van a rodar con la ejecución de estas obras, de manera que nos podamos beneficiar de múltiples maneras”, expresó.

Solo en esta provincia, el Presidente Fernández anunció la ejecución y terminación de más de 30 obras, entre ellas las carreteras Hato Mayor-El Valle, numerosas escuelas, acueductos, la pavimentación de las calles, reparación de caminos vecinales, construcción de viviendas, así como un programa a cargo de la secretaría de Agricultura para enfrentar la enfermedad conocida como “la tristeza del cítrico” que afecta las plantaciones locales.

En el acto, donde el jefe de Estado recibió una placa de reconocimiento a cargo del gobernador provincial Rubén Darío de la Cruz por las inversiones públicas hechas en esta zona, Fernández recordó que el país atravesó por una de su crisis más grave y aguda en el plano económico. “He dicho que cuando dejamos el gobierno en el 2000 dejamos un supermercado bien surtido, pero cuando hemos regresado en el 2004 encontramos un ventorrillo quebrado”, aseguró Fernández.

No obstante, el gobernante dijo que la República está saliendo de su letargo “y hemos avanzado porque este es un país que no pierde la fe en el futuro, que alberga grandes esperanzas y tiene un gobierno que trabaja junto al pueblo día y noche”.

EN EL SEIBO

En El Seibo, el Presidente Fernández encabezó la primera audiencia popular en el Club Faro de Hicayagua y prometió devolver a esta provincia su pujanza del pasado.

“Yo espero que cuando estas obras se pongan en ejecución no solo ayudarán a satisfacer las necesidades sentidas de la población, sino también a reactivar la economía de esta comunidad porque se estará generando empleos”, dijo el mandatario.

Fernández estuvo totalmente de acuerdo en que el gobierno y el sector privado emprendan un plan conjunto para desarrollar el turismo en zona de Miches, tras reconocer que este lugar reúne todas las condiciones naturales para ello.

Anunció que impartirá instrucciones a la Secretaría de Turismo para que se ponga en ejecución este plan en lo inmediato. Pero adelantó que el gobierno irá invirtiendo en el mejoramiento de la infraestructura vial y anunció la terminación de los trabajos de reconstrucción de las carreteras El Seibo-Miches, Miches-Sabana de la Mar, así como del acueducto de Miches. Prometió que Miches dejará de ser “la capital de los viajes en yola a Puerto Rico”. Durante su recorrido, el Presidente Fernández juramentó los consejos provinciales de Desarrollo de Hato Mayor y El Seibo y definió estas iniciativas como un real mecanismo de ejercicio democrático.

“Ya no somos nosotros quienes desde el Palacio Nacional venimos a decirles a ustedes qué hay que hacer para su desarrollo, sino que ustedes son los que tienen que decidir lo que tienen que hacer para su progreso”, dijo Fernández.

El Presidente Fernández viajó en helicóptero a El Seibo, pero posteriormente hizo el resto del recorrido por tierra, incluyendo su retorno a la capital al caer la tarde del viernes.