Actividades públicas y privadas
normales al no acatarse huelga

http://hoy.com.do/image/article/331/460x390/0/37ABC166-C91D-4400-9465-A2BDBCF7FB90.jpeg

En los barrios marginados la situación era normal, como si nadie se hubiera enterado del llamado a huelga “decretado” por Ramón Pérez Figuereo.

POR GERMAN MARTE
Las actividades comerciales, docentes, administrativas y de transporte transcurrieron ayer con normalidad en la capital, a pesar del llamado a huelga hecho por la Central Nacional de Transporte Unificado (CNTU) que preside Ramón Pérez Figuereo.

El flujo de vehículos en las principales calles y avenidas era normal, mientras que las grandes plazas comerciales operaban como de costumbre, igual que los bancos comerciales, las universidades y las oficinas públicas. Asimismo, en los barrios marginados la situación era la habitual, como si nadie se hubiera enterado del llamado a huelga “decretado” por Pérez Figuereo, según pudieron constatar reporteros de este diario durante un recorrido por la zona norte de la ciudad. El llamado a paro por dos días no contó con el respaldo de las principales organizaciones de choferes ni de los grupos populares más representativos que criticaron la actitud “precipitada” y “vanguardista” de Pérez Figuereo, a pesar de que consideraron que existen razones de sobra para protestar contra la política económica que ejecuta el Gobierno.

Pérez Figuereo decidió mantener la convocatoria a pesar de que ninguna de las organizaciones que integran el Foro Social Alternativo apoyó el paro. La huelga tampoco contó con el respaldo de los gremios choferiles.

Jesús Adón, del Consejo de Unidad Popular, y Fidel Santana, vocero del Frente Amplio de Lucha Popular (Falpo), en declaraciones separadas, desvincularon sus organizaciones del llamado a paro hecho por Pérez Figuereo, y calificaron la acción del dirigente choferil como “unilateral”.

Los dirigentes populares dijeron que antes de convocar a una huelga nacional se debió agotar un programa de consulta con los distintos sectores de la sociedad, así como protestas parciales para ir acumulando fuerzas con miras a una gran jornada de protesta.

Adón indicó que los grupos populares llamaron a Pérez Figuereo para que se aviniera a ese proceso de consulta y locales, pero el presidente de la CNTU insistió en convocar él solo el paro los días 16 y 17 de noviembre.

Señaló que el resultado negativo de la primera jornada convocada por Pérez Figuereo demuestra que a la gente hay que escucharla, concienciarla. Adón lamentó que habiendo tantas razones para protestar la jornada de ayer haya fracasado “debido al método empleado por sus organizadores”.

De su lado, el vocero del Falpo insistió en que el movimiento de protesta tiene que ser ascendente y permitir que el pueblo despliegue su potencial de lucha, “sin manipulación, ni protagonismo, que lo que hacen es obstaculizar la dinámica que el pueblo necesita desarrollar”.

Fidel Santana consideró que llamados como el que hizo Pérez Figuereo terminan siendo contrarios a los intereses del pueblo porque desmoviliza, “comienza por donde debe terminar”.

Explicó que la huelga general es el último paso a dar en un proceso de lucha, porque después de ahí no hay más nada.

Santana deploró el llamado “extemporáneo” hecho por Pérez Figuereo al margen de los sectores que tradicionalmente han luchado a favor del pueblo.

Adón y Santana anunciaron que las organizaciones del Foro Social Alternativo se reunirán en asamblea el próximo domingo para hacer un balance de la situación. Adelantó que la asamblea podría aprobar un plan de lucha ascendente hasta culminar con una gran jornada en contra de la política económica del Gobierno.