Actor Anthony Anderson se define admirador de Sammy Sosa

http://hoy.com.do/image/article/332/460x390/0/A2DAEA71-B10A-4457-BBF5-5DC601D541BB.jpeg

Respalda a jóvenes que incursionan en el cine independiente. Vino al cierre del Dominican Internacional Film Festival
POR REYES GUZMÁN
Puerto Plata.- Con elogios para Sammy Sosa y la República Dominicana, además de decir que tenía deseos de comer mangú con salami,  el actor Anthony Anderson agradeció la oportunidad de venir y ser testigo del desarrollo del  Dominican International Film Festival.

“Admiro a Sammy Sosa y todos a los dominicanos, porque son personas cariñosas y muy atentas. Es un orgullo estar en este bello país, donde se celebra un festival que toma en cuenta a los directores y actores, pero sobre todo a los nuevos talentos que hacen sus películas con grandes sueños”.

El ganador de una de las distinciones más relevantes del festival y que ha actuado en “Barbershop”, “Hustle & Flor”, “Kangaroo Jack”, “Harold and Kumar go to White Castle”, “Exit Wounds”, “Cradle 2 the Grave”, “Two Can Play Tha Game” y “Malibu´s Most Wanted”, habló de lo más concreto de la comedia y dijo que con ella se hace un aporte al entretenimiento, tan necesario en estos días.

Anderson, con rostro de muchacho grande y ánimo simpático, repetía para esta entrevista con ¡ALEGRÍA! que es un fiel simpatizante de Sammy Sosa, porque ha sabido poner en alto el nombre del país donde nació. Entre risas, a todo pulmón voceaba el nombre del famoso pelotero.

Por primera vez en el país, se quedó sorprendido de la belleza que encontró, de la amabilidad de la gente y de que se realizara un festival que tiene fama internacional.

“Es oportuno para felicitar la iniciativa de los organizadores, porque le dan proyección no sólo a las películas que se exhiben, sino al país. Me gusta asistir a los eventos que apoyan a los nuevos y a los establecidos talentos. Yo en particular respaldo a muchos jóvenes que incursionan en el cine independiente”.

Anthony tiene los pies en la tierra, no se deja arropar de la fama y a donde quiera que va es el mismo, sin poses, sin excesos de seguridad y con el deseo de conocer de las costumbres y culturas. Se define un amante del golf, pero más un hombre del pueblo, que con sus comedias lo que quiere es dar felicidad. Precisamente refiere que la comedia es hecha para provocar risa en los demás, pero trabajada con bastante responsabilidad. Coincide con los que dicen que hacer reír es una labor muy seria.

“Y es que la comedia tiene su forma, siendo la más importante poderle llegar a la gente con algo que lo separe del estrés y las cargas del día. Eso me gusta”.

Entre el cine y los shows en televisión, Anderson tiene una agenda cargada. Trabaja en su nueva película.