Acuerdan apoyar desarrollo de Haití

PUERTO PRÍNCIPE (EFE).- Un delegación del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) puso ayer fin a tres días de visita a Haití con el firme compromiso de apoyar el desarrollo de este país caribeño.

“Quiero resaltar el profundo compromiso del Consejo de Seguridad de la ONU con el futuro de Haití”, dijo en una rueda de prensa el presidente de turno del Consejo de Seguridad, el embajador brasileño Ronaldo Mota Sardenberg, poco antes de abandonar Puerto Príncipe.

“Hay más de 17 misiones especiales de la ONU actualmente a lo largo del mundo, pero esta visita que integramos representantes de los 15 países presentes hoy en día en el Consejo demuestra la total determinación de la organización en devolver la estabilidad y la paz a Haití”, aseguró.

“Hemos podido comprobar en estos días que la cuestión de la seguridad en el país está mejorando considerablemente gracias al trabajo de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH), a la cual queremos felicitar”, dijo el embajador brasileño.

Mota mostró además su total convencimiento en que las elecciones en Haití se celebrarán en la fecha prevista, en noviembre de este año.

“La misión se felicita -dijo- por la firme determinación del gobierno provisional, expresada tanto por el presidente, Boniface Alexandre, como por el primer ministro, Gerard Latortue, de celebrar unos comicios libres y transparentes en este año 2005.

Además, “de traspasar el poder a las nuevas autoridades democráticamente elegidas para la fecha del 7 de febrero de 2006”, añadió.

Durante su estancia en Haití, la misión del Consejo de Seguridad reclamó de las autoridades provisionales que comiencen un programa integral de desarme de las distintas facciones en el país y que éste se haga con la cooperación y coordinación de las fuerzas de la MINUSTAH.

“Reclamamos además la reinserción social y laboral de los ex militares como un elemento indispensable en la construcción de la estabilidad y la paz en Haití”, resaltó Mota.

La Conferencia Episcopal haitiana hizo llegar el viernes un mensaje a los integrantes de la misión del Consejo de Seguridad durante su visita a la ciudad de Cabo Haitiano.

“A través de una carta, la Conferencia nos ha demandado nuestro apoyo para que en Haití se produzca una transición pacífica y que se vuelva a una situación de normalidad democrática, y asimismo nos reclamó un esfuerzo especial para iniciar el desarrollo económico y social del país”, explicó el embajador brasileño.

Como ya había solicitado el Secretario General de la ONU, Kofi Annan, en su última alocución sobre Haití, Mota volvió a pedir a las autoridades provisionales del país que se acabe cuanto antes con la situación que vive el ex primer ministro haitiano Ivon Neptuno.

Neptuno está encarcelado desde hace meses en Puerto Príncipe y no se ha iniciado proceso judicial alguno en su contra, lo que contraviene la propia constitución del país.

“Queremos también enviar un mensaje claro para que se combata el hambre y la pobreza en Haití, ya que la actual crisis está motivada fundamentalmente por la situación social del país”, resaltó Mota.

Respecto de los fondos que muchos países se comprometieron a donar para la reconstrucción de Haití en la conferencia de Washington de julio de 2004 o en la reciente de la Guayana francesa, la misión del Consejo de Seguridad volvió a reclamarlos.

También pidió a las instituciones financieras internacionales la necesidad imperiosa para Haití de que se envíe cuanto antes el dinero prometido.

“Es asimismo necesario, y así nos lo expresó el primer ministro Gerard Latortue, la recuperación de las infraestructuras del país, en particular carreteras y plantas de energía, además de combatir la deforestación a través de un proyecto de reforestación que no debe dilatarse más en el tiempo”, consideró Mota.

Mota terminó su intervención al afirmar que “los haitianos están ante un momento histórico, que exige compromiso, diálogo y trabajo, para construir un estado plenamente soberano y asumir así todas las responsabilidades de un pueblo libre”.

La misión del Consejo Económico y Social de la ONU, que también ha visitaba Haití desde el martes, partió hoy junto a los integrantes del Consejo de Seguridad rumbo a Nueva York, donde en el próximo mes se decidirá la renovación del periodo de actuación de la MINUSTAH en el país caribeño.