Acuerdo nuclear con Irán es un arma de doble filo para economía rusa

Tras desempeñar un papel crucial en las negociaciones sobre el acuerdo nuclear con Irán, Rusia espera reforzar sus lazos comerciales con Teherán, fuente externa
Tras desempeñar un papel crucial en las negociaciones sobre el acuerdo nuclear con Irán, Rusia espera reforzar sus lazos comerciales con Teherán, fuente externa

Moscú ,Rusia.  Tras desempeñar un papel crucial en las negociaciones sobre el acuerdo nuclear con Irán, Rusia espera reforzar sus lazos comerciales con Teherán, pero el regreso del crudo iraní a los mercados podría perjudicar la economía rusa, según los expertos.

El acuerdo, cerrado el martes tras 22 meses de duras negociaciones entre Irán y el grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, Francia, China, Reino Unido más Alemania), está destinado a garantizar la naturaleza pacífica del programa nuclear de Teherán, a cambio del fin de las sanciones internacionales, que ahogan su economía. Para Moscú, aliado de Teherán, este compromiso representa también un medio para limpiar su imagen internacional.

El papel central desempeñado por Rusia ha sido incluso reconocido por el presidente estadounidense, Barack Obama, quien dio las gracias a su homólogo ruso, Vladimir Putin, por su ayuda.

“La mayor recompensa de Rusia en este acuerdo, es su prestigio”, estima Serguei Sereguichev, especialista de Oriente Medio en la universidad estatal de Ciencias Humanas de Moscú. “¿Quién cerró este acuerdo con Estados Unidos? ¡Rusia! Sin Rusia, nunca habría habido un entendimiento”, asegura.

Moscú cuya economía en recesión se ve muy afectada por las sanciones occidentales vinculadas a la crisis en Ucrania y a la caída de los precios del petróleo, espera ahora partir desde una posición privilegiada en la carrera por los jugosos contratos iraníes, especialmente energéticos y de transporte.