Acuerdo sobre sargazo se queda en el “limbo”

Acuerdo sobre sargazo se queda en el “limbo”

AlgeaNova ofrece un manejo integral sargazo con tecnología desarrollada en RD.

Acumulación. Alga afecta playas zona turística del Este

En el 2019 se firmó un acuerdo en el que la Presidencia de la República y representantes del sector hotelero se comprometieron a realizar conjuntamente una inversión de más de US$12.0 millones para intervenir unos 32 kilómetros de las costas marinas en la zona turística del Este y evitar así la llegada de sargazo a las playas, sin embargo esta iniciativa no se ha concretado.


La acumulación de sargazo en las playas dominicanas genera una problemática económica y social, debido a que puede ser un motivo para la disminución de la entrada de turistas al país, por ende, reducción de recursos para el Estado, desempleo y aumento de la delincuencia.

Está pendiente una inversión conjunta sector público-privado de uno US$12.0 MM para intervenir unos 32 kilómetros de las costas marinas en la zona turística del Este


Frederick González, gerente de ventas de la AlgeaNova, empresa dedicada a la aplicación de tecnologías marinas para eliminar el sargazo, destacó la importancia de que ese acuerdo público-privado se cumpla, por lo tanto se llame a licitación para que las compañías interesadas puedan presentar soluciones para que la llegada de sargazo a las costas deje de ser un problema para el sector turístico dominicano, especialmente en la zona Este.


González y Manolo Despradel, gerente general de AlgeaNova, indicaron que hasta la fecha, esa empresa está cubriendo seis kilómetros de playa en en esa zona, en la cual instaló la primera planta multipropósito para la transformación, el aprovechamiento y la valorización de esta alga en el país.


Explicaron que el proceso utilizado por la empresa para retirar el sargazo consiste en la colocación de barreras flotantes que lo retienen en el mar antes de que lleguen a las playas. Tras acumular una gran cantidad de sargazo detrás de las barreras, se utilizan barcazas cosechadoras para retirarlo y llevarlo a la tierra, donde es aprovechado con diversos fines.


Luego ese material es llevado a una planta multipropósito capaz de convertir el sargazo en composta orgánica (fertilizante) que reacondiciona los suelos agrícolas y estimula el crecimiento de los cultivos, sustituyendo los petroquímicos y reduciendo la emisión de carbono.

Destacaron que estas algas también pueden ser aprovechadas para la producción de biogás utilizado en la producción de energía eléctrica, por lo que se están haciendo los estudios correspondientes fuera del país para iniciar ese proyecto. Además, se fabrican platos desechables que sustituyen el plástico y el foam, altamente nocivos al medio ambiente.


Explicaron que las barcazas permiten recolectar unas 300 toneladas de sargazo por día de forma rápida, fácil y sin impactos medioambientales.

Más leídas