Acuerdos de telecomunicaciones regresan de cara a Barcelona

E1

Ejecutivos de telecomunicaciones, desde Vodafone Group Plc hasta Deutsche Telekom AG y Telefónica SA, se dirigen a la reunión anual de la industria en Barcelona esta semana con más en mente que sus últimos dispositivos.
Los acuerdos que se están considerando al más alto nivel podrían realinear al sector a nivel mundial y ejecutivos como el máximo responsable de Deutsche Telekom -Tim Hoettges- y Vittorio Colao de Vodafone asistirán al Mobile World Congress llevando el peso de decisiones que darán forma a sus compañías por los próximos años.

En la reunión anual, conocida principalmente por el anuncio de dispositivos, Hoettges podría encontrarse con el fundador de SoftBank Group Corp., Masayoshi Son, quien está abierto a traspasar el control del operador estadounidense Sprint Corp. a los alemanes en un acuerdo que pondría de cabeza al mercado estadounidense de telecomunicaciones. Colao, de Vodafone trabaja en un acuerdo por una operación india que ha perdido miles de millones, mientras avanza con el próximo paso en una alianza móvil-cable con Liberty Global Plc, cuyo máximo ejecutivo, Mike Fries, también asistirá al evento. La consolidación francesa también se podría abordar más adelante en este año, y la española Telefónica aún intenta sacar efectivo de su unidad británica O2.

“Esperamos una actividad saludable de fusiones y adquisiciones en 2017”, dijo Joachim Sonne, quien coencabeza la unidad de banca de inversión de telecomunicaciones, medios y tecnología en Europa, Medio Oriente y África en JPMorgan Chase & Co.

Tras caer por dos años, el valor de los acuerdos en la industria de telecomunicaciones anunciados globalmente en 2016 subió 34% a US$266.000 millones, según datos compilados por Bloomberg. Un menor crecimiento del PIB está obligando a los operadores a encontrar nuevas maneras de impulsar los ingresos y ganancias, dijo Sonne. La presión por consolidarse está creciendo a medida que las compañías tienen acceso a efectivo y financiamiento atractivo, dijo, mientras que compradores financieros muestran un creciente apetito y los inversores activistas complican las cosas.

En Estados Unidos, donde las telefónicas han intentado fusionarse con actores de contenido, los acuerdos podrían recibir ayuda de una regulación más flexible en el Gobierno del presidente Donald Trump. En Europa, las autoridades han sugerido que están dispuestas a permitir fusiones que aumenten la competencia o mejoren la posición de las compañías de la región frente a rivales más grandes de Estados Unidos y Asia.

“Lo que restringió las fusiones y adquisiciones en Estados Unidos fue el Gobierno de Obama”, dijo Roger Entner, analista de Recon Analytics LLC. “Estados Unidos todavía fija el tono cuando se trata de fusiones y adquisiciones, y una administración más indulgente probablemente influya sobre el resto del mundo”.
Acuerdo estadounidense. A la cabeza de la especulación en Estados Unidos está la unidad T-Mobile US Inc. de Deutsche Telekom, liderada por el poco ortodoxo máximo ejecutivo John Legere. Cuando el intento de Sprint por comprarla fracasó en 2014, T-Mobile estaba rezagada en suscriptores, ventas y valor de mercado. Ahora vale US$52.000 millones -41% más que Sprint- y ha crecido rápidamente con productos como video streaming gratuito y planes de datos ilimitados para clientes adictos a YouTube o Netflix.

SoftBank está abierta a todas las opciones, incluida una venta parcial o total de su participación de 83 por ciento en Sprint a T-Mobile, según una fuente familiarizada con el tema. Se espera que las negociaciones con Deutsche Telekom comiencen después de las subastas estadounidenses de espectros a fines de abril, dijo la fuente. Deutsche Telekom declinó efectuar comentarios. Un funcionario de SoftBank no estuvo disponible inmediatamente para comentar su postura, que fue informada previamente por Reuters.

Vodafone y Malone. Vodafone, el segundo mayor operador móvil del mundo, ha cortejado además a Liberty Global, la compañía europea de televisión por cable de John Malone. Ambas tienen operaciones complementarias en importantes territorios como Reino Unido, Irlanda y Alemania.

Desde que sellaron una empresa conjunta en Holanda el año pasado, Vodafone y Liberty han sostenido negociaciones intermitentes sobre más alianzas o canjes de activos, según fuentes familiarizadas con la situación.

Vodafone y Liberty no quisieron hacer comentarios.