Acusados de abuso sexual seguirán formando parte de organización católica

Alessandro Moroni
Alessandro Moroni

Lima. El superior general de la comunidad apostólica Sodalicio de Vida Cristiana (SVC), Alessandro Moroni, confirmó que hay al menos tres integrantes acusados de abusos sexuales que permanecerán en la institución porque “los hechos no merecen una separación”, según una entrevista publicada hoy en Lima.

El Sodalicio publicó esta semana un informe interno elaborado por expertos internacionales sobre 36 abusos sexuales, 19 de ellos a menores, cometidos por ocho miembros y exintegrantes de la comunidad entre 1974 y 2002.   Tres de los agresores son miembros de la congregación y sus identidades se han mantenido en reserva en el informe, mientras que los exintegrantes identificados son su fundador, Luis Fernando Figari, quien se encuentra apartado en Roma; el fallecido Germán Doig, el funcionario de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) Virgilio Levaggi, y Jeffrey Daniels.

En una entrevista con el diario El Comercio, Moroni explicó que “si hay gente (acusada de abusos) que permanece en la institución es porque, según el informe, la naturaleza de los hechos no merece una separación y los expertos han recomendado medidas terapéuticas y de supervisión”.   Moroni agregó que los expertos convocados para hacer el informe, Ian Elliot, Kathleen Mc Chesney y Mónica Applewhite, establecieron protocolos que permitan una adecuada prevención y la garantía de que todos aquellos que realizan una labor pastoral o de servicio en el Sodalicio reúnan las condiciones para ello.

Al ser consultado sobre si las denuncias afectarán los colegios que dirige el Sodalicio y otros negocios, el superior dijo que “lamentablemente existen algunas personas que están cayendo en ataques y generalizaciones muy injustas contra obras del Sodalicio que no tienen nada que ver con estos hechos”.