Acusan de asesinatos en masa a sospechosos en atentados en Madrid

MADRID (AP) _ Un juez acusó el viernes a tres marroquíes de asesinato en masa en relación a los atentados terroristas del jueves pasado en Madrid y ordenó que junto con otros dos sospechosos de origen indio continúen detenidos para ulteriores investigaciones, dijo un funcionario de un tribunal.

Los marroquíes, arrestados dos días después de los atentados del 11 de marzo, son acusados de 190 homicidios, 1.400 intentos de homicidio y de pertenecer a un grupo armado, dijo un funcionario. Aunque murieron 202 personas en los atentados contra cuatro vagones de trenes en Madrid, sólo 190 cadáveres han sido identificados.

Dos indios, también arrestados el sábado, fueron acusados de colaborar con un grupo armado, dijo el funcionario, que habló con periodistas a condición de no ser identificado.

La decisión del juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo de acusar a los cinco significa que podrían permanecer durante dos años en la cárcel mientras los investigadores recogen pruebas suficientes para llevarlos ante un tribunal. Luego de ese período, el juez puede ordenar que continúen otros dos años en la cárcel para ulteriores investigaciones o decidir que existe bastante evidencia para procesarlos. También puede ordenar la libertad de esos prisioneros.

El juez también prohibió a los sospechosos que tengan contacto con sus abogados o miembros de su familia.

Los cinco dijeron al juez que nada tenían que ver con los atentados, señaló el funcionario. Añadió que los sospechosos indicaron que estaban durmiendo en el momento de los ataques, y que no tenían vínculo alguno con la red al-Qaida, o con algún otro grupo terrorista.

Jamal Zougam, un marroquí de 30 años, vendedor de teléfonos móviles, es considerado el principal sospechoso en los atentados. Fuentes policiales dijeron que tendría vínculos con presuntos miembros de al-Qaida. Los otros dos marroquíes son Mohamed Chaoui y Mohamed Bekkali, según las autoridades de Rabat.