Acusarán a seis de contrabando

http://hoy.com.do/image/article/49/460x390/0/DF87F312-1401-4E13-96FC-14040ABD10DF.jpeg

POR DIEGO PESQUEIRA, DIOGENES TEJADA
Y TANIA HIDALGO

Seis personas, incluyendo dos empresarios estadounidenses, serán sometidos a la justicia mañana lunes por la Dirección General de Aduanas acusados de contrabandear inversores y whisky por más de 450 millones de pesos, violación penal que habrían cometido en contubernio con empleados aduanales y un número indeterminado de militares.

El licenciado Miguel Cocco, director del organismo, informó que en las operaciones fueron incautados cinco camiones, los cuales serán subastados junto a las demás mercancías, tras advertir que serán confiscados todos los bienes y propiedades obtenidas con recursos de estas operaciones.

Las autoridades persiguen a otras tres personas, que de acuerdo a Cocco, están implicadas en las operaciones ilegales, mientras se continuaba con la incautación de vehículos de lujo a personas vinculadas en las irregularidades.

Anoche se encontraban detenidos en la cárcel del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva dos comerciantes señalados en el contrabando millonario de whisky y otras bebidas alcohólicas, por lo que la fiscalía procederá hoy a solicitar medidas de coerción consistente en prisión preventiva.

José Rafael Pérez y Julio César Pichardo, quienes fueron arrestados ayer, serán trasladados hoy por ante un tribunal, donde se les conocerá la medida de coerción solicitada por los fiscales adjuntos Luis Manuel Cedeño y Adolfo Félix.

El apresamiento de los comerciantes se produjo luego de la autorización emitida por la jueza interina coordinadora de los Juzgados de la Instrucción del Distrito Nacional, Pilar Rufino Díaz.

De acuerdo a la fiscalía, los comerciantes se dedicaban a la comercialización de whisky de diferentes marcas, los cuales eran introducidos al país sin pagar los impuestos correspondientes.

En las últimas 72 horas, Aduanas ha incautado 7,781 cajas de whisky, licores y otras bebidas importadas por un valor de más de 450 millones de pesos.

En cuanto a los inversores, Cocco explicó que fueron importados irregularmente a través de una empresa de zona franca, en una operación en que estarían involucrados ciudadanos dominicanos y varios extranjeros.

Se informó que los norteamericanos detenidos son propietarios de una suplidora de inversores que los introducía al país evadiendo los impuestos aduanales.

Aduanas exige a los extranjeros el pago de 178 millones de pesos.

Empero, el funcionario rehusó ofrecer los nombres de las personas implicadas, mientras personal de la embajada de Estados Unidos en el país procuraba información en Aduanas sobre la situación de sus ciudadanos.

El último contrabando incautado por las autoridades aduanales en coordinación con los organismos de seguridad del Estado es de 3,800 cajas en 30 almacenes y otros puntos del país.

Empero, Cocco alegó que aún no se ha cuantificado el monto dejado de pagar al Estado con la importación irregular de las bebidas.

Sostuvo que serán decomisados por las autoridades los almacenes donde estaban las cajas de whisky y los bienes que adquirieron sus propietarios producto del contrabando de bebidas, como lo establece la ley.

El director de Aduanas dijo que se investiga si la mercancía incautada llegó al país procedente de Haití u otro lugar.

MILITARES INVOLUCRADOS

En cuanto a los militares que estarían implicados en la operación ilícita, Cocco dijo que tanto el presidente Leonel Fernández como el secretario de las Fuerzas Armadas, almirante Sigfrido Pared Pérez, están informados de la situación por lo que corresponde a ellos ofrecer esos datos.

En cuanto a los inversores, informó que el contrabando de se materializó a través de una empresa de zona franca que no identificó.

Advirtió que se incautarán los inversores que están distribuidos para su venta en establecimientos comerciales del país.

Informó que serán cerradas 15 empresas, tiendas, almacenes y distribuidoras de bebidas e inversores vinculadas en cuantiosos contrabandos detectados en las últimas 72 horas.

Cocco ofreció la información en rueda de prensa realizada en su despacho, donde elogió el trabajo de las autoridades de Aduanas y los organismos de inteligencia de las Fuerzas Armadas.

La primera incautación de bebidas fue de 100 cajas de whisky y luego 3,841. Posteriormente 3,840.

Aseguró que todo el que esté vinculado a los casos, será detenido y sometido incluyendo funcionarios y empleados de Aduanas, porque no habrá vacas sagradas.

Las incautaciones de mercancías y cierre de empresas se llevó a cabo durante operativos dirigidos por Aduanas, el Departamento de Investigaciones de Aduanas, el J-2, Departamento Nacional de Investigaciones (DNI), y el Cuerpo Especializado de Seguridad Aeroportuaria (Cesa).

Cocco dijo que Aduanas ha recibido un gran apoyo de las Fuerzas Armadas y de su titular, el almirante Sigfrido Pared Pérez; del jefe de inteligencia militar J-2, mayor general Rafael R. Ramírez Ferreira; del jefe del DNI, mayor general Manuel de Jesús Florentino y Florentino; y del jefe del Cesa, el general Santo Domingo Guerrero Clase.

Manifestó que Aduanas tiene ubicadas todas las tiendas que fueron suplidas de bebidas e inversores por lo que se continuará con las incautaciones.

NO HABRA ACUERDO

Explicó que en el caso del empresario Julio Pichardo, de Santiago, cuyo nombre salió a relucir al ser citado por el periodista Julio Martínez Pozo, aclaró que las mercancías fueron confiscadas y que no habría ningún tipo de acuerdo porque este alegadamente mintió sobre la forma de cómo trajo la mercancía.

“Nosotros habíamos llegado a un acuerdo con esa persona que usted citó, no yo, pero el acuerdo fue violado y ya no habrá negociación”, apuntó.

En la rueda de prensa estaban los subdirectores y encargados de departamentos. La subdirectora administrativa Ruth Méndez; la licenciada Victoria Efres, asistente del director; Luis Sánchez, subdirector operativo; Leticia Peña subdirectora; Luis Peña Gerente Financiero; Eduardo Rodríguez, subdirector técnico; el coronel José Mercado Herrera, jefe de investigaciones y otros funcionarios como los directores de prensa y relaciones públicas, Yanela Hernández y Abinader Fortunato.