Adelantan votación Florida

http://hoy.com.do/image/article/283/460x390/0/80486A02-83E6-40DA-AB08-6DB32D29256F.jpeg

MIAMI (EEUU) (EFE).- Florida inició hoy con ciertas irregularidades el proceso anticipado de votación de las elecciones presidenciales del 2 de noviembre en EEUU con un nuevo sistema con el que se espera evitar el bochorno electoral de hace cuatro años.

   El nuevo sistema no es perfecto y ya hoy mismo se detectaron dificultades en algunos condados del estado por retrasos de más de dos horas ocasionados por problemas en la conexión de computadoras con las oficinas de varios de los supervisores de elecciones.   

   El sistema permite votar antes del 2 de noviembre y es parte de las reformas implementadas tras el desastre electoral del 2000 que retrasó durante semanas determinar quién era el ganador: el actual presidente, George W. Bush, o su rival demócrata Al Gore.

   Unos diez millones de electores están registrados para votar y las autoridades electorales esperan que gran parte de ellos emitan su voto entre hoy y antes del 2 de noviembre, a fin de agilizar los comicios y evitar largas filas el último día.

   En los estados de Arkansas, Colorado y Texas también comenzó hoy el proceso de votación anticipada.

   “Los electores pueden votar hoy y no tienen necesariamente que esperar hasta el 2 de noviembre para hacerlo, porque hemos agilizado el proceso”, dijo a EFE Seth Kaplan, portavoz del Departamento de Elecciones de Miami-Dade, uno de los tres condados que sufrió graves problemas en los comicios presidenciales del 2000.

   Las autoridades electorales enviaron a los votantes días antes del proceso una boleta de muestra y una guía en inglés, español y creol para que estén informados del contenido de la papeleta de votación y cómo emitir su sufragio.

   Sin embargo, los problemas de hoy surgieron por otros motivos. En el condado de Orange, en el centro de Florida, las computadoras dejaron de funcionar durante unos diez minutos después de empezar la votación, informó Margaret Dunn, del Departamento de Elecciones.

   Dunn consideró que un error en la conexión con Internet pudo haber sido la causa del problema.

   Mientras que en Broward, otro de los condados con graves problemas en las pasadas presidenciales, algunos de los centros tuvieron dificultades en conectar las computadoras portátiles, usadas para confirmar el registro del votante, con la oficina del supervisor de Elecciones.

   Jenny Nash, portavoz de la Secretaría de Estado de Florida, informó de que los encargados del proceso utilizaron listas impresas con los datos de los electores y se comunicaron con los funcionarios respectivos para confirmar la información.

   Las demoras en los centros de votación ocasionaron que muchos electorales abandonaran las filas y decidieran regresar otro día para emitir su voto.

   Kaplan informó a EFE de que en el caso de Miami-Dade se ha mejorado el proceso bastante desde el 2000, aunque ello “no significa que todo será perfecto”.

   En Miami-Dade, 8.000 funcionarios y voluntarios trabajan en el proceso y se asignaron 7.200 máquinas de las llamadas “pantalla táctil” para que los electores voten.

   El condado tiene “1.059.009 electores, la cifra más alta en la historia del condado, algo que nunca hemos visto antes”, afirmó Kaplan.

   Durante el pasado fin de semana, los candidatos presidenciales instaron a sus partidarios a emitir su voto a partir de hoy conscientes de la importancia que Florida tiene en las comicios y de la necesidad de que el proceso se cumpla sin contratiempos.

   Bush tiene, según las encuestas, una ligera ventaja sobre su contrincante John Kerry en Florida, pero el aumento de la participación electoral puede inclinar finalmente la balanza sobre el candidato demócrata.

   Hace cuatro años Bush ganó los 27 votos electorales de Florida por 537 votos después de un polémico recuento y anulaciones de votos que puso en cuestión la validez del sistema electoral.

   El Tribunal Supremo de EEUU tuvo finalmente que intervenir en la disputa legal al rechazar la petición de un recuento manual de los votos y dio por bueno el resultado de las autoridades electorales de Florida.