Administradora de carteras ve nuevas oportunidades acciones

27_01_2016 HOY_MIERCOLES_270116_ Economía6 E

Maria Levitov

Es demasiado pronto para tener un gran optimismo respecto de los mercados emergentes en su totalidad, pero una medida clave de valoración ha caído lo suficiente como para justificar la compra de determinadas acciones incluso en los mercados más conflictivos, de acuerdo con la principal administradora de carteras del año pasado.

Phil Langham de RBC Global Asset Management, cuyo fondo de inversión para las naciones en desarrollo registró el mejor rendimiento en 2015 entre sus pares con al menos US$1.000 millones bajo gestión, dijo que los precios de las acciones en promedio cayeron a alrededor de 1,2 veces su valor contable, nivel que precedió a las recuperaciones en el pasado. Langham dijo que la valoración le da la confianza para comprar acciones de empresas que pueden proteger las ganancias en un entorno de crecimiento más lento.

“Me siento relativamente optimista en relación a una perspectiva más orientada al mediano plazo”, dijo Langham, que administra US$2.000 millones, en una entrevista del 21 de enero en Londres. “Históricamente, siempre que alcanzamos valoraciones cercanas a este nivel, tendimos a percibirlas como un fuerte indicador de un sólido desempeño futuro”, dijo.

Langham tiene un enfoque granular sobre los aspectos fundamentales de la empresa en lugar de una estrategia de inversión vertical basada en indicios macroeconómicos. En un año en el que el Índice MSCI de Mercados Emergentes se desplomó un 17%, ese enfoque permitió a su RBC Emerging Markets Equity Fund registrar un rendimiento de un 6,8%, superando así a los de fondos comparables tanto en función de los ajustes por riesgo como en términos absolutos.

Más allá de la ola de ventas. Forman parte del fondo empresas como China Mobile Ltd, Banco Bradesco SA de Brasil, AIA Group Ltd. de Hong Kong, la farmacéutica india Lupin Ltd. y la compañía de telecomunicaciones de Malasia Axiata Group Bhd. Todas ellas son compañías capaces de generar flujos de caja en tiempos de recesión económica. Langham dijo que mantiene la compra de acciones incluso después de la ola de ventas de Año Nuevo.

“Nuestro volumen de negocios no fue tan alto”, dijo. “Lo que tratamos de hacer es comprar más de los nombres que nos gustan y que se han visto relativamente debilitados”.

El año nuevo no ha sido tan amable con la cartera de valores de Langham como lo fue en 2015, ya que el fondo registró pérdidas cercanas al 7%, según revelan los datos reunidos por Bloomberg. No obstante, la administradora de carteras continúa aumentando gradualmente sus inversiones y dice que quiere estar preparada para cuando el mercado comience a recuperarse.