Adolescente narra el drama que vivió por temblor

http://hoy.com.do/image/article/483/460x390/0/FC8D588E-A89D-46D8-87B4-28F78BEEC6B0.jpeg

DAJABÓN.   Aristí Franderly, de 15 años,  internado en  el hospital  Matías Ramón Mella, acababa de salir  de un colegio en Puerto Príncipe, donde estudia la secundaria. Apenas faltaban  segundos para llegar a su casa, en  Delmas.

Vio cómo se derrumbaba todo a su alrededor y luego cayó atrapado por una pared que se desplomó “no se de dónde”,  despertó en un  refugió  herido y con cientos de compueblanos.

 “Pregunté  que pasó, es más, sabía que algo grande  había pasado pero no me  imaginé que hubiera temblado la tierra. Pregunté por mi casa, mi abuela, la escuela y me dijeron que mi escuela colapsó  y que murieron  muchos estudiantes, muchos”, expresó Franderly mientras su padre  Aristi Ly-Jarge   traduce.

Franderly explicó que vivía en una casa con sus abuelos  y un  primo  y que todos  murieron al derrumbarse.

Ly-Jarge, cuenta que su hijo  vivía en  Puerto Príncipe con sus abuelos  porque  él  fue nombrado  profesor en  la escuela  pública de Ouanaminthe (Juana Méndez),   donde vive con  la madre del menor.

Narró que  la noche del sismo  vivió  momentos de angustia  porque no pudo   comunicarse con  sus familiares y que no fue hasta el otro día cuando un  primo de su esposa  que es guardia  lo  llamó para  informarle que  necesitaba que  fuera  a buscar al niño a Bonaire para que se lo llevara a un   lugar seguro.

“La llamada fue como a las  8:00 de la mañana, yo pensé lo peor, pero entonces me dice que el niño está  herido que lo llevaría a Bonaire, para que yo lo fuera a buscar. Me dijo que todos los demás familiares murieron atrapados. Fui a  buscarlo y lo traje a este  hospital en donde me  lo han tratado bien. Este es un  milagro”, sostiene Ly-Jarge.

Cuatro pacientes

El  director  médico del centro, Víctor Moya,  dijo que    cuatro pacientes más han sido  ingresados. Explicó que   inmediatamente  se  supo de la tragedia, Salud Pública  envió medicamentos  para  suplir todas las necesidades. “Nosotros  estamos preparados  y de  hecho  hemos atendido  a los que  han  llegado,  todo el personal médico esta laborando  24  horas  para darle ayuda a los  hermanos haitianos”.