Adrián Beltré a las puertas de hacer historia

A1

Adrián Beltré solo quería esforzarse al máximo, rendir de forma consistente y ser respetado en el mundo del béisbol. En sus primeros años en las Grandes Ligas, nunca pensó en cifras históricas como los 3.000 hits.
“Jamás me pasó por la mente estar en una situación como la que estoy ahora”, dijo Beltré. “Mentiría si te digo lo contrario. Solo quería ser un buen pelotero… y cuando juegas por mucho tiempo, las cifras se acumulan”.
Ahora con 38 años y en su 20ma temporada en las mayores, el antesalista de los Rangers de Texas empieza la serie del fin de semana contra Baltimore a solo cuatro hits de los 3.000 en su carrera. Solo otros 30 peloteros han logrado ese hito, y ninguno nacido en la República Dominicana como Beltré.
El último en conseguir la cifra fue el japonés Ichiro Suzuki. El próximo será el ganador de cinco Guantes de Oro que bateó su primer hit como un novato de 19 años con los Dodgers de Los Angeles el 24 de junio de 1998, cuatro años después que el equipo lo fichó cuando era apenas un muchacho en Santo Domingo.
Esta es la séptima temporada de Beltré con los Rangers, el equipo con el que finalmente disputó una Serie Mundial.
“Uno puede darse cuenta de lo mucho que ama su equipo y el deporte al ver el nivel de intensidad que mantiene”, señaló el mánager de los Orioles, Buck Showalter. “Tiene que ser elegido al Salón de la Fama en la primera ronda de votación, ¿verdad? O sea, ¿qué más tendría que hacer?”.
Beltré podría alcanzar los 3.000 hits el mismo fin de semana que el excátcher de los Rangers, Iván Rodríguez, será exaltado al Salón de la Fama en Cooperstown.
Beltré tiene todo tipo de mañas — detesta que le toquen la cabeza, pide él mismo que los umpires decidan si alcanzó a detener un swing, y en más de una ocasión ha bateado un cuadrangular con una rodilla en el suelo.
Pero detrás de esa fachada hay un pelotero que ama el deporte, que tiene promedio de .286 en su carrera, que acumula 454 jonrones, 1.605 remolcadas, 604 jonrones y ha sido líder de la liga en hits, dobles y cuadrangulares.
“Juega con esa intensidad relajada que uno quiere ver en todos los jugadores. Está muy concentrado, pero también está muy confiado y está seguro de que saldrá airoso en todas las situaciones”, comentó el mánager de los Angelinos, Mike Scioscia.