Aduanas confisca más bebidas

POR SOILA PANIAGUA
La dirección de Aduanas informó ayer que investigaba a dos fiscales y tres oficiales del departamento de Delitos Monetarios de la Policía luego que localizó 300 cajas de vodka enterradas en un solar en Los Alcarrizos. Aduanas informó que encontró el cargamento enterrado por investigaciones que hicieron sus funcionarios en colaboración con los servicios de inteligencia militares y policiales.

Aduanas informó anoche que los dos fiscales y los tres oficiales del departamento de Delitos Monetarios de la Policía participaron el martes pasado en el allanamiento en el lugar donde se ocultaba la mercancía y que supuestamente ocultaron informaciones y evidencias para encubrir el delito.

“Estos negociaron el encubrimiento con el propietario de los terrenos en donde fueron halladas las bebidas”, indicó un documento de Aduanas, y explicó que detectaron la bebida por “informaciones confidenciales”.

Se explicó que la bebida fue guardada en esos terrenos por Tony Abreu, a quien definió como uno de los principales responsables del tráfico de bebidas contrabandeadas y confiscadas por Aduanas en Santo Domingo, Santiago y Moca en el pasado fin de semana.

Las cerca de 300 cajas de vodka marca América fueron “enterradas y derramadas” por el propietario del solar al enterarse de las investigaciones que hacían los oficiales de Aduanas contra el contrabando de mercancías, se indicó en la declaración.

Aduanas informó que en las últimas semanas incautó más de 18,000 cajas de whisky, cognac y otras bebidas que entraron a República Dominicana sin pagar impuestos, las que estimó tienen un valor de alrededor de RD$2,000 millones.

El decomiso de la bebida sepultada se hizo en una zona poco habitada al norte del poblado de Los Alcarrizos, explicó Aduanas en su declaración escrita.

El contenedor había sido llevado a ese lugar por Abreu hace alrededor de ocho meses, informó el propietario del solar en donde fue descubierto el furgón, cuya identidad no fue revelada para poder continuar con las investigaciones, se explicó.

Comentó que actuó con ingenuidad al aceptarle a Abreu guardar en su propiedad un furgón cuyo contenido, supuestamente desconocía.

El propietario de los terrenos dijo que procedió a enterrar las bebidas y vaciar una gran cantidad de las mismas por temor de ser implicado por las autoridades en un hecho en el que no está comprometido.

En ese orden dijo que “opté por derramar el contenido de las botellas aprovechando que se realizaba, en mi propiedad, un movimiento de tierra con una pala mecánica y procedí a enterrar las que aún estaban llenas”, se informó.

Aduanas informó que el comerciante está siendo interrogado y que oficiales militares y policiales de inteligencia esperan establecer la veracidad de su versión.

Como responsables de los contrabandos fueron sometidos a la justicia a diez personas, a los cuales Aduanas les incautó vehículos, locales comerciales, viviendas, fincas y otras propiedades.