Advierte bajar grado proteínas perjudicará las fábricas locales

La Asociación Dominicana de Granjas (Adogranja) no se opone al uso de carne mecánicamente deshuesada  o despojos de aves(MDM) en los embutidos, aunque  advirtió que “la disminución dramática en el porcentaje proteico de los salamis” se podría revertir contra las empresas locales que compiten con fábricas extranjeras dentro de los tratados de libre comercio como el DR-Cafta.

Dijo que esa reducción proteica de los salamis lo aprobó el Comité Técnico, que coordina Digenor, en su última reunión al final de la transición del Gobierno. Lo integran representantes de instituciones públicas, asociaciones de embutidos, empresarios e importadores. El 9 del mes pasado el Comité de Carnes aprobó  que el limite mínimo de proteína que tenga el salami sea de un 8%.

Actualmente el salami económico tiene un 16% de proteína, el especial 20% y el salami super especial 22%.

Indicó que de acuerdo a los tratados de libre comercio firmados por el país, cuando alguien desee importar un producto desde un país de los firmantes hacia  República Dominicana tiene que cumplir con  normas técnicas establecidas.

Señaló que si reducen los porcentajes proteicos a los  embutidos, “nos llenarán el país de productos de menor calidad que los nuestros, y no lo podremos evitar”.

Agregó que “tal vez sea negocio para aquellos que deseen representar en el país a esas empresas embutidoras de los vecinos o de los que deseen importar grandes cantidades de embutidos de esas naciones, pero no será un negocio para nuestros embutidores ni para los productores nacionales de cerdo y res”.

Adogranja expresó que se opone a que en el etiquetado se induzca a engaño al consumidor denominando un producto con un nombre que pudiera crear en los consumidores la falsa idea de que el producto pertenezca a una clasificación que no le corresponde.

Precisó que esa organización no tiene objeción de que los embutidos del país   puedan contener MDM, siempre y cuando se especifique el porcentaje en la etiqueta  en un tamaño de letra igual al 75% del tamaño de letra del producto, cumpliendo además el reglamento del etiquetado.

Dijo que no le interesa  intervenir en la formulación de los embutidos a ser fabricados, solo en que sean respetadas las normas técnicas que de común acuerdo sean aprobadas y que su modificación signifique un mejoramiento en los productos, para llevarle al consumidor un alimento inocuo, de calidad y acorde con las normas modernas de fabricación.

Cree que los salamis del país deben ser preservados como un activo de gran valor local e internacional y debemos mantenerlos como “hechos de carne de cerdo y res”, tal y como se creyó siempre que eran y en base a lo cual adquirieron su buen nombre.

La entidad sugirió crear  una nueva línea de productos  con MDM  entre sus ingredientes con un nombre a considerarse, y que puede ser salchichón, que es conocido en el país y recordado con buena imagen. 

Zoom

Menos calidad

Al disminuir el porcentaje de proteína del salami, también se le está quitando calidad a las diferentes categorías de ese producto, cuyo consumo se ha desplomado en el mercado nacional, luego de conocerse los resultados de análisis realizados por Pro Consumidor y otras instituciones oficiales. Adogranja asegura que no se opone al uso de MDM en los embutidos, pero que conste en etiqueta de esos productos.  Además  en la norma del jamón, en discusión, sostiene que  no  se deben usar fécula ni  proteína vegetal en su fabricación, y por tanto se ha creado una nueva línea de productos llamada “fiambre”, pendiente de discusión en el Comité 67.19, que  permite el uso de MDM, fécula y proteínas vegetales.