Advierte RD perdería US$50 millones

http://hoy.com.do/image/article/301/460x390/0/45DC58B1-7445-4C03-8BD7-923E56817751.jpeg

El Secretario  de Turismo, Félix Jiménez,  advirtió ayer  que el país podría dejar de recibir unos US$50 millones al año por el aumento en los impuestos que se cobra a las bodas de personas extranjeras que se celebran en el país.

El funcionario lamentó que la Junta Central Electoral (JCE) no reevaluara la solicitud que le hiciera recientemente todo el sector hotelero del país y las empresas tour operadoras del exterior, en relación con el aumento a los impuestos que se cobran a las bodas de extranjeros que se celebran en el país.

En ese orden, el funcionario calificó la decisión de la JCE como una insensibilidad, ya que el país dejará de recibir ingresos por alrededor US$50 millones.   Agregó que “lamento que la JCE sea insensible y que por beneficiar unos cuantos oficiales civiles, el país dejé de recibir alrededor de US$50 millones, por lo que consideramos que en vez de ese organismo aumentar sus ingresos, disminuirán”.

Explicó que ese incremento preocupa al sector hotelero, por la cantidad de visitantes extranjeros que vienen cada año a la celebración de bodas, que son alrededor de 200 mil turistas al año y unos 200 millones de dólares, de acuerdo con Jiménez.

 Recientemente las principales empresas tour operadoras solicitaron a la Secretaría de Estado de Turismo intervenir en la decisión que tomara la Junta Central Electoral de aumentar de US$125 a US$500 los impuestos que se cobran a las bodas entre extranjeros que se celebran en el país, las cuales en el 2006 superaron las 90 mil.

 Jiménez  y la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes (ASONAHORES) se reunió con los principales funcionarios de la JCE –incluyendo su presidente- para buscar una solución y que dicho aumento fuera por lo menos a 50% menor al establecido.