Advierte riesgo tendría TLC sin regular repatriación

El vice-presidente ejecutivo de la Asociación Dominicana de Exportadores (ADOEXPO), Horacio Alvarez, reveló que en un viaje que hizo a Chile en el 1993 se le advirtió que era muy riesgo para la República Dominicana firmar un Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos sin legislar para controlar la repatriación de capitales.

Alvarez dijo que los chilenos le contaron en esa ocasión que en Chile había empresas extranjeras que invertían mucho menos que el capital que anualmente sacaban, por lo cual se dispusieron regulaciones para eliminar ese problema.

Horacio Alvarez advirtió al mismo tiempo que ante una medida de esta naturaleza pueden aparecer personas que “quieran ser más papitas que el Papa y dirían que queremos poner freno a la inversión, y yo no creo que sea así, lo que se estaría haciendo es legislando para que no nos perjudiquen con inversiones no sanas”.

El ingeniero Alvarez se refirió al tema al ser consultado sobre los datos oficiales publicados en este diario el pasado miércoles que dan cuenta de que en el 2003 las repatriaciones de utilidades ascendieron a US$1,362 millones de dólares y que en cambio la inversión extranjera directa en el mismo período sólo alcanzó 309.9 millones.

Al respecto sostuvo Alvarez que hay que ser cauteloso con la inversión que recibe el país, y dijo que los Estados Unidos, dentro de sus reglas y regulaciones no permiten inversiones relacionadas con explosivos ni que contamine.

Como muestra de lo riesgoso que es no controlar la repatriación de utilidades, Alvarez dijo que si una empresa invierte en el país diez millones de dólares en un año y saca quince hacia el extranjero, ésta en vez de beneficiar a la nación lo que hace es causarle un daño.

“Por ello, sería sumamente positivo que los congresistas legislen para aprobar un proyecto de ley que regule la repatriación de capitales”, sostuvo.

Opinó que no es para que “se ponga una camisa de fuerza, pero sí que se legisle para que en un período determinado el inversionista no pueda retirar todo el capital invertido”.

Puso como ejemplo a Chile, donde el tope de repatriación es el 25% después de cinco años de haber iniciado la inversión.

Contó que él (Alvarez) estuvo en Chile en el 2003, y ese fue uno de los puntos donde los chilenos “nos hicieron más énfasis, en el sentido de que teníamos que tener cuidado (en República Dominicana) con un futuro tratado de libre comercio (TLC) que firmáramos en cuanto a que era sumamente riesgoso que no se legislara para controlar la repatriación de capitales”.