Advierten acuerdo revela inseguridad jurídica

http://hoy.com.do/image/article/217/460x390/0/FFD6E1AC-72A8-42BC-A90D-21729EAA9648.jpeg

Varias organizaciones empresariales advirtieron ayer sobre los problemas jurídicos que podrían provocar las autoridades si desconocen los derechos adquiridos por los autogeneradores de electricidad.

En ese orden, el presidente de la Confederación Patronal de la República (Copardom), Virgilio Ortega Nadal, dijo que el intento del Gobierno de desconocer los derechos adquiridos de los autogeneradores de electricidad pone en evidencia la falta de seguridad jurídica existente en el país.

De su lado, la Organización Nacional de Empresas Comerciales (ONEC) llamó a las autoridades del sector eléctrico a que tengan mucho cuidado con cambiar las reglas del juego “a medio camino” al fijar impuestos que nunca se habían considerado, contra los autogeneradores de electricidad.

“Eso es preocupante. Volvemos al problema de la seguridad jurídica. Si el Gobierno tiene un congreso mayoritariamente perredeísta, si quiere cambiar las reglas de juego, que las cambie, pero que no deje unas reglas escritas y aplique otras, porque nos estamos buscando problemas, incluso, internacionales”, opinó Ortega Nadal.

Esa decisión, añadió, se enmarca dentro de la incoherencia de las políticas gubernamentales con relación a la industria nacional.

A principios de esta semana, representantes de 53 empresas que autogeneran electricidad para su consumo, dijeron en una reunión que sostuvieron con el presidente Hipólito Mejía, que la rentabilidad y sostenibilidad del sector eléctrico no pueden descansar en la penalización de los sectores industrial y de servicios.

Sobre el tema, Fernando García, presidente de la ONEC, dijo que esta puede ser una actitud muy dañina para el país y para las inversiones, tanto nativas como extranjeras.

“Cuando venimos a ver, las inversiones no van a venir, porque todo el mundo va a decir que no se puede invertir en un país donde se cambian las reglas de juego, luego que se invierte”, señaló.

“El aspecto, para mí, más importante bajo el punto de vista jurídico en ese asunto, es que cuando se creó la categoría de autogeneradores en la Ley General de Electricidad, se hizo teniendo en cuenta una serie de elementos tales como que el país necesitaba energía y había varias compañías grandes que estaban dispuestas a invertir en autoprogramas de electricidad”.

De esta manera esas empresas contribuían con la red nacional de energía, cuya generación en ese momento era muy pobre, señaló.

Recordó que en esa época, todas las autoridades y los generadores de energía, aceptaron y aplaudieron el concepto de autogeneración de electricidad.