Advierten de paro de transporte a nivel nacional si no bajan los combustibles

Transportistas-solicitan-medidas-para-evitar-violencia-y-represión-de-agentes-de-tránsito-en-Santo-Domingo-y-el-Distrito-Nacional.
El secretario de Transporte del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Mario Díaz, calificó hoy como una provocación al sector transporte de República Dominicana, los últimos aumentos establecidos por el Ministerio de Industria y Comercio en el precio de los combustibles utilizados por la flota vehícular del transporte de pasajeros y de cargas de nuestro país.
Asimismo, responsabilizó al Ministro de Industria y Comercio del malestar que estas injustificadas alzas han sembrado en ese sector y en la canasta familiar Dominicana.
Díaz reveló, además, que el sector transporte de pasajeros del país, en coordinación con los transportistas de cargas, evalúan la posibilidad de realizar una paralización nacional de actividades el próximo mes de abril, en procura de que el presidente de la República,  Danilo Medina,  establezca de manera provisional, un mecanismo de subvención económica para lograr un equilibrio en las actividades operacionales de las empresas de Transporte de pasajeros y de cargas de la República Dominicana.
 Según Díaz, estas empresas se encuentran en un inminente estado de quiebra, como consecuencia de la errada política de hidrocarburos del actual gobierno y a la aplicación de las alzas a los precios de los derivados del petroleo, de forma injustificada semana tras semana.
Señaló que la propia ley número 63-17, sobre Movilidad, Transporte Terrestre, Transito y Seguridad Vial de la República Dominicana, establece en su artículo 126, la forma en que el gobierno puede establecer una subvención económica que evite la quiebra de este importante sector.
Mario Díaz lamentó que el Gobierno esté utilizado el tema de los combustibles como la caja chica del Poder Ejecutivo, para solventar los exagerados gastos administrativos de la actual administración, cargándoselos a la población dominicana a través de los aumentos semanales en los precios de los combustibles.