Advierten factura petrolera crece
de manera alarmante

http://hoy.com.do/image/article/54/460x390/0/20C32217-1958-4D26-B70F-110C72E522F4.jpeg

POR MARIO MENDEZ
Desde el año 1998 hasta la fecha la factura petrolera, como proporción del Producto Interno Bruto (PIB) más que se ha duplicado, sin que ante esa alarmante situación en el país se haya ejecutado un proyecto de largo alcance para reducir la dependencia energética del petróleo y racionalizar el consumo.

La participación de la factura petrolera pasó de 4.1 por ciento del PIB a un 8.9 por ciento en el 2004. Se espera que para el año 2005 la participación sea del 8.6 por ciento del PIB.

En términos absolutos, los pagos que realiza el país por el petróleo que importa más que se triplicaron.

Mientras en el año 1998 la factura petrolera sumó sólo 649.9 millones de dólares, para el año 2004 subió a 1,667 millones de dólares. Se espera que en el presente año los pagos por petróleo que realiza el país se trepen al nivel de 2,400 millones de dólares.

La dependencia de la economía dominicana del petróleo como fuente energética y el incremento de los precios internacionales del crudo, han provocado que el costo de la energía para la República Dominicana esté resultando insostenible.

Aunque la economía dominicana ha estado siendo afectada en los últimos años por el alto costo de la energía y la dependencia del petróleo como fuente energética, todavía no se ha creado conciencia entre los dominicanos sobre la necesidad de emprender acciones para recurrir a fuentes alternativas que reduzcan el costo de la energía.

La necesidad de que se haga conciencia de esta realidad toma más fuerza ante el hecho de que, según los expertos, las causas que han provocado los altos niveles de precio del petróleo se mantendrán por mucho tiempo.

Informaciones de fuentes reputables indican que la demanda de petróleo se incrementará en unos 84 millones de barriles por día para el año 2030.

La demanda está siendo empujada por el crecimiento de nuevos grandes actores en la economía mundial, como son los países asiáticos, especialmente China.

También hay problemas por el lado de la oferta. Los miembros de la OPEP verán incrementada su participación en el escenario de precios bajos y los no miembros en el escenario de precios altos.

Según se ha informado, por razones que todavía no están muy claras, no se han hecho las inversiones para incrementar la capacidad mundial de almacenamiento.

Y desde hace muchos años tampoco se están haciendo a tiempo las inversiones en oleoductos y refinamiento.

Además, se cree que el incremento de los costos marginales de exploración y explotación y el incremento de la demanda darán sostenibilidad al incremento sostenido de los precios.

También la insuficiencia de la capacidad de almacenamiento, la falta de inversiones en exploración, oleoductos y capacidad de refinamiento han acercado peligrosamente la demanda con la capacidad de producción, haciendo más volátiles los precios.

Se estima que los precios del petróleo y sus derivados se incrementarán en las próximas dos décadas, aunque se reconoce que hasta ahora las proyecciones a largo plazo de los precios siempre han resultado fallidas.

Sin embargo, muchos analistas consideran que los precios del petróleo permanecerán altos durante el 2005 y buena parte del 2006.

El asunto se complica porque siendo el petróleo el elemento básica de la canasta energética mundial, sus precios continuarán arrastrando los precios del resto de los combustibles.

Si el los altos precios del petróleo son un problema para las economías de todo el mundo, lo es mucho más para economías como la de la República Dominicana.

El proceso de modernización y desarrollo implica un incremento del consumo energético global y por habitante.

Además, en el caso de la República Dominicana, los recursos energéticos comerciales son escasos y también son escasas las tecnologías propias y los recursos de capital.

Ante esa situación, se plantea que una demanda creciente y escasez de recursos obligan a una racionalización del consumo de energético.