Advierten no incluir a políticos

http://hoy.com.do/image/article/331/460x390/0/2BF5DC0C-6CFF-46B8-92AD-7795DD9FD56D.jpeg

POR JUAN M.RAMIREZ
El Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) y la Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios (ANJE) advirtieron sobre el peligro que significa para la institucionalidad de la Junta Central Electoral (JCE) que los miembros de ese tribunal que sean seleccionados respondan a criterios políticos.

Consideraron que la selección de los magistrados debe dejar de lado los favoritismos de cada partido ya que no se trata de elegir a los miembros o amigos.

Sino que se trata de escoger a personas probas para desempeñar las funciones con el coraje necesario para defender principios sin importar presiones. Estimaron que la selección debe tomar en cuenta las necesidades de la JCE, la cual requiere una transformación sustancial que la fortalezca, la modernice, la eficientice y haga su gestión más transparente. 

Indicaron que no basta con que las personas sean capacitadas o que no sean militantes de un partido político, sino que esté impregnadas de reconocidas y probada capacidad, con una trayectoria pública exitosa que le haya merecido el respeto de sus pares. 

Expresaron que se necesitan personas con capacidad gerencial que no se limiten a continuar con el “estatus quo” sino a transformar esa institución.

“No basta la seriedad, se necesita también de la personalidad y el carácter suficiente para saber decir que no, para no dejarse intimidar y poder defender sus posiciones”, advirtieron las organizaciones empresariales.

Consideraron que la transparencia exhibida por el Senado hasta el momento en el proceso de selección, debe completarse con el anuncio público de la lista de personas propuestas al pleno por la Comisión Especial designada, de forma que la sociedad pueda opinar al respecto previo a la selección final de los jueces y sus suplentes.

Recordaron que los jueces de la JCE están llamados a organizar procesos eleccionarios, a supervisar y fiscalizar el comportamiento de los partidos, velar por el cumplimiento de la ley electoral, y a decidir en instancia única las impugnaciones presentadas.

Señalaron que en adición a los asuntos puramente electorales, la JCE tiene muy importantes funciones, como la expedición del documento de identidad y electoral, y el registro de los actos del Estado Civil.

“Pensar que la selección de los jueces de la JCE debe responder a intereses político- partidarios, haciendo una distribución entre los partidos mayoritarios, es no sólo desconocer la esencia de lo que debe ser un árbitro imparcial, sino que significa  también desconocer la importancia de los demás roles que la JCE está llamada a desempeñar”, precisaron.