Advierten sobre peligro pandillas las “naciones”

POR FERNANDO QUIROZ
El informe sobre el plan de Seguridad Democrática advierte sobre el impacto peligroso de las pandillas denominadas “naciones”, principalmente en barrios del Distrito Nacional y Santiago, mientras los residentes en esas demarcaciones perciben que los delincuentes de hoy actúan de manera más desaprensiva que los del pasado.

Plantea, además, que debido a las características y cambios de patrones en la criminalidad, los residentes en los barrios se sienten vulnerables y desamparados, ya que cualquier denuncia podría resultar en represalias.

Se explica que “la nación” funciona en un sentido como una familia y en otro sentido como una corporación cuasi-militar por sus niveles de jerarquías, simbolismos, códigos y espíritu de cuerpo.

Estas consideraciones constan en un informe entregado recientemente al presidente Leonel Fernández por el secretario de Interior y Policía, Franklin Almeyda; el procurador general, Francisco Domínguez Brito y el jefe de la Policía Nacional, mayor general Manuel de Jesús Pérez Sánchez.

Los estudios fueron realizados por la consultora Newlink Political, de Miami. Participó en los trabajos Lilian Bobea. Entre los asesores figuran el Instituto Interamericano de Derechos Humanos; el John College, de Nueva York y la Universidad Internacional de la Florida.

Establece las principales causas de la delincuencia en el país y la percepción ciudadana. Además, hace las recomendaciones pertinentes para que el gobierno pueda contrarrestar el problema con un plan piloto denominado “Barrios Seguros”, que será puesto en práctica en Capotillo.

Las “naciones”, señala el estudio, aglutinan y desarrollan un liderazgo juvenil con una organización que no logran instancias gubernamentales o comunitarias.

En el Distrito Nacional, donde los enfrentamientos armados entre pandillas son muy frecuentes, la gente identifica la delincuencia callejera como problema prioritario.

El perfil del delincuente es más joven, con mayor destreza en el manejo de armas de fuego, expone.

En los levantamientos fueron identificados lugares de riesgo, puntos de venta de drogas y delimitación de territorio por parte de las pandillas.

A la pregunta ¿existe en su barrio alguna pandilla o nación? Un 55% en Capotillo contestó “sí, muchas” y 30% dijo que “sí, unas pocas”.

Esas bandas también operan, de acuerdo con el estudio, en Gualey, 24 de Abril y Villas Agrícolas, de esta capital; y en La Otra Banda, Cienfuegos, Yagüita del Pastor y La Joya, en Santiago.

Su influencia es considerablemente mayor en barrios del Distrito Nacional que en los de Santiago.

En esos barrios citan entre los principales problemas que habría que resolver para incrementar la seguridad de la comunidad, la delincuencia callejera, falta de energía eléctrica, corrupción policial, pandillas juveniles, falta de juntas de vecinos.

También, falta de instalaciones deportivas, la justicia no se aplica y sueltan a los delincuentes, falta vigilancia policial, pobreza (mala situación y desempleo), falta de formación vocacional y orientación de jóvenes, tiroteos y negligencia del gobierno. El fenómeno de las “naciones” sólo se conoce por sus manifestaciones en el barrio, genera temor en los padres de que sus hijos terminen siendo reclutados.

actores pertenecientes al barrio, identificados de manera genérica como los “tígueres”.

Se observa, igualmente, cambios en el perfil del victimario que ahora es más joven y desamparado. Mientras la víctima corresponde “a todo el mundo y todas las edades”.

“Ahora los que están son los dizque menores que esos no respetan, esos no conocen a nadie”, expresó en Gualey una persona sólo identificada como “M”.

CARACTERISTICAS

-Las “naciones” son manifestaciones de falta de alternativas ante necesidades existenciales de sobrevivencia, sociales y emocionales, principalmente de los sectores más jóvenes y desarticulados de la población urbana del país.

-Se sustentan en un compromiso de lealtad y pertenencia incondicional.

-Su incorporación ritualizada no resulta difícil, pero si lo es la salida.

-Las “naciones” constituyen un elemento aún más novedoso en el cambio de los patrones de violencia y “anomia” por el que transita la sociedad dominicana.

-Están conformadas en su mayoría por jóvenes no sólo provenientes de sectores más empobrecidos, pero si tienen predominancia en ellos.

-Suplen necesidades afectivas insatisfechas en muchos hogares.

COMUNITARIOS SOBRE PN

Desempeño deficiente, corrupto, discriminatorio, asociado con delincuentes, temerosos de enfrentar a delincuentes, represivos y violadores de los derechos humanos.

POLICÍAS SOBRE COMUNITARIOS

Apáticos, encubridores de los delincuentes, asociados a los delincuentes, temerosos de denunciar, piden que la Policía reprima, incapaces de unirse/debilidad organizacional.

FISCALIAS BARRIALES

El informe entregado al presidente Fernández también incluye la percepción del trabajo de las fiscalías barriales.

Un testimonio dado por una persona que identifican como “J”, en Villas Agrícolas, incluye: “Se puso una supuesta fiscalía la cual no ha funcionado porque los tígueres se sientan ahí mismo hacer sus fechorías, a una persona no le dejaron nada en su casa y fue a poner la denuncia y ellos no hicieron nada”.

Y agrega: “Al mismo lado de la fiscalía consumen la droga. Es tan tal que uno va y a quien encuentra sentado en el escritorio es a los tígueres y los policías afuera”.

Entre los comentarios que existen sobre la instalación de estas fiscalías, de reciente disposición, es que su desempeño varía de un barrio a otro.

-Poca comprensión del Código Procesal Penal por parte de los policías y moradores.

-Necesidad de mejorar comunicación entre fiscalías y usuarios, sobre sus funciones y procedimientos.

-Denuncias de corrupción en fiscalías.

-Necesidad de agilizar la recolección de pruebas durante el período legal de la detención.