AEI propone cambios a proyecto ley de alquileres

El pais.Encuentro Economico con señores, Joel Castillo, Claudia Castllo, Alberto Bogaert.Hoy/Pablo Matos      13-03-2019
El pais.Encuentro Economico con señores, Joel Castillo, Claudia Castllo, Alberto Bogaert.Hoy/Pablo Matos 13-03-2019

La Asociación de Agentes y Empresas Inmobiliarias (AEI) aboga por que el proyecto de ley general de alquileres de bienes inmuebles y desahucios sea una normativa moderna y adaptada a los nuevos tiempos.

Por esto la entidad propone cambios en el lugar para depositar los avances de los alquileres; que se evalúe el reajuste por año; también cambios en los plazos para terminar el contrato y una reducción en el tiempo para realizar los desalojos.
La presidenta de la AEI, Claudia Castillo, afirmó que en esta ley debe predominar el respeto y el libre acuerdo entre las dos partes, que actualmente no está presente en el proyecto actual y de esta forma obstaculiza el desarrollo del sector inmobiliario en el país.

Así lo destacó Castillo al participar en el Encuentro Económico de HOY junto a Alberto Bogaert, primer vicepresidente y Ariel Castillo, primer vocal de la AEI.

Indicó que esta ley impone la obligación de depositar los avances de alquileres en el Banco Agrícola, una disposición que data del 1955, impuesta por el ex presidente, Rafael Leónidas Trujillo y que no responde a las necesidades actuales. Pues los fondos que recaude el sector de la vivienda deben ir hacia ese sector, que también necesita recursos y tasas más bajas. “Se está imponiendo esto a pesar de que el sector vivienda requiere más apoyo con recursos que el sector agrícola, ya que actualmente el Estado ha dispuesto fondos especiales para el agro. Además, el sector agrícola tiene hasta apoyo internacional, pero el sector vivienda no y se estima el déficit de vivienda en más de un millón de unidades”, expresó.

Resaltó que AEI propone que los recursos de alquileres vayan a un fondo de inversión para la vivienda, que puede ser manejado por el Banco de Reservas.

Castillo indicó que con este fondo se puede apoyar a los adquirientes de viviendas con mejores tasas y mejores condiciones para los préstamos de desarrollo; incentivos para las personas que hacen los depósitos, es decir en los intereses y seguir apoyando a nivel general al sector para paliar el déficit habitacional.

Otro aspecto que preocupa a la AEI del proyecto de ley de alquileres, es que se debe evaluar el reajuste por año, que significa que cuando un propietario hace un alquiler pone una cláusula que indica cuál sería el aumento de los siguientes años y en la ley se proponer ponerlo fijo de un 5%, menos al porcentaje de inflación actual.

“Entendemos que no se puede beneficiar solo a una parte. Debemos de beneficiar de manera igual tanto al propietario, que hace la inversión, como al cliente y que se indexe el precio de alquiler con la inflación anual en ese momento del contrato”, expresó Castillo.

También la AEI ha hecho hincapié con el tema de la terminación de los plazos de alquiler (renovación), ya que el proyecto de ley solo plantea plazo anual, pero este planteamiento puede ser adecuado para las propiedades los residenciales, pero no para los contratos de alquiler de naves industriales, locales comerciales, y entre otras, donde los inquilinos hacen inversiones, que requieren una terminación del plazo de alquiler de tres o cinco años para recuperar la inversión.

Castillo expone que la AEI pide que la determinación de estos plazos sea por el tipo de inmueble.

También la AEI entiende que la ley debe de establecer claro el tema de los desalojos, ya que, en caso de incumplimiento de contrato, el propietario no tenga que esperar años para ejecutar una acción. Dijo que el anteproyecto de ley establece un proceso de desalojo lento y que perjudica al propietario.

Castillo dijo que la AEI propone que se pueda establecer con el organismo competente judicial un procedimiento donde la persona que incumpla el contrato en un plazo no mayor de 45 días se pueda hacer un desalojo. Ahora si no hay una falta de ninguna de las partes el contrato se mantiene.