Denuncia afiliados del Régimen Contributivo tienen que pagar procedimientos oftalmológicos

Presidente de la Sociedad de oftalmologia habla durante una Rueda de prensa en el  hotel Lina de la Republica Dominicana. 12 de diciembre de 2012. Foto pedro Sosa
Presidente de la Sociedad de oftalmologia habla durante una Rueda de prensa en el hotel Lina de la Republica Dominicana. 12 de diciembre de 2012. Foto pedro Sosa

El presidente de la Sociedad Dominicana de Oftalmología (SDO), Jaime Núñez denunció hoy  la falta de cobertura de varios de los procedimientos e insumos oftalmológicos más importantes y de mayor demanda.

Indicó que esto obliga a muchos afiliados del Régimen Contributivo a prescindir de éstos o a pagarlos de sus propios bolsillos, a pesar de cotizar religiosamente al Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS).

“Los ausentes del Plan de Servicios de Salud (PDSS 3.0) aprobado por el Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS), están la facoemulsificación y diversos procedimientos para corregir el estrabismo; así como las cirugías de retina con láser, aceites de silicona, gases y perfluorocarbonos”, expresó Núñez.

El  presidente de la entidad lamentó que la ausencia de cobertura coloque en una encrucijada moral a los oftalmólogos quienes, para no condenar a sus pacientes a la ceguera, “se ven obligados a mentir”, es decir, a reportar a las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS) procedimientos que sí están  en el catálogo, pero que no son exactamente los que realizan a los afiliados contributivos.

Aseguró, que muchas veces de allá mismo (de las ARS) les dicen: “Póngale eso, que no tenemos otra cosa y es lo que más se le parece”.

En tanto, es cubierto de manera parcial el uso de trefinas desechables en transplantes corneales y de  implantes valvulares, en perjuicio de médicos y pacientes, destacó el profesional.

De acuerdo con el presidente de la SDO, los afiliados contributivos más afectados por la limitada cobertura aprobada por el CNSS son las personas con catarata, quienes reciben tratamientos arcaicos superados por procedimientos mucho más seguros y efectivos, como la facoemulsificación versus la cirugía extracapsular.

Destaca que la facoemulsificación es la cirugía de catarata más utilizada en el mundo, por la exactitud de sus resultados y que cada vez son menos los cirujanos que realizan la cirugía extracapsular.

“El CNSS debe incluir la facoemulsificación en el  PDSS 3.0 porque además, de que los médicos cobran los mismos honorarios por ambas cirugías, los resultados en la visión del paciente son del cielo a la tierra y el tiempo de reposo postoperatorio se reduce considerablemente, de hasta 45 días a una semana”, agregó.

Indicó que otros perjudicados por la ausencia de una adecuada cobertura oftalmológica en el PDSS 3.0 son los diabéticos, particularmente en riesgo y afectados por la retinopatía diabética, quienes precisan de avanzadas cirugías de retina; y los niños y niñas con estrabismo.

Sobre el estrabismo, el representante de la SDO consideró que la falta de cobertura condena a niños y niñas al aislamiento social, a traumas sicológicos, a no desarrollar su potencial humano y  a padecer de problemas visuales de por vida.

Añade que mientras todo esto ocurre, en el catálogo de prestaciones sanitarias aprobado por el CNSS hay procedimientos oftalmológicos inexistentes, entre los que citó la “embolización de la arteria oftálmica”.

“Tal intervención no es realizada en oftalmología. Una embolización de la arteria oftálmica condenaría al paciente a quedar ciego, por interrupción del flujo sanguíneo”, concluyó Núñez.