Afirma barreras impiden libre comercio

Con relación al tratado de libre comercio (TLC) que pactó la República Dominicana con los Estados Unidos, lo importante ahora es determinar qué hará la República Dominicana para resolver las barreras que impiden que las empresas puedan ser competitivas, afirmó Elena Viyella de Paliza, presidenta del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP).

Entre las barreras que, según entiende, les quitan competitividad a las empresas dominicanas, figuran la política de altas tasas de interés y el acuerdo que firmaron las autoridades del sector eléctrico con algunas generadoras de energía, que pretende desconocer derechos adquiridos para autogenerar electricidad.

“Una de las cosas más importantes que tenemos que ver ahora, es cómo vamos a modernizar y eficientizar el Estado, el fortalecimiento de las instituciones y cómo vamos a asegurarnos de que podamos, de alguna manera, sacar un beneficio de él” (del TLC con Estados Unidos), dijo la empresaria al ser entrevistada en el programa El Día, en Telesistema, canal 11.

Consideró que para lograr las metas, deben trabajar de manera conjunta los sectores público y privado, “para hacernos más competitivos”.

El país, según Viyella, tiene una gran tarea y un gran reto, porque ya “el acuerdo está. Ha llegado la hora de la verdad y lo que nos queda no es pataleo, sino trabajar”.

En otro orden, expresó que el próximo jueves, el CONEP presentará una agenda empresarial, que resultó de una serie de consultas con distintos sectores en distintas regiones. Entre las prioridades incluidas en los temas de esta agenda, citó el fortalecimiento de los partidos políticos, la ética en el cumplimiento de la ley y el fortalecimiento de la justicia y de las dependencias de los poderes del Estado.

En materia de economía, en la referida agenda se resalta la necesidad de volver a la estabilidad macroeconómica, como única manera de reducir la pobreza y lograr que el país pueda comenzar a crecer de una manera sana, dijo.

La presidenta del CONEP resaltó que es necesario que en la reforma tributaria y fiscal que habría que realizar este año, se le eliminen distorsiones a la competitividad.

Esta reforma debe hacer que los que no pagan impuestos, se integren a cumplir con su deber al respecto, consideró.

También, debe abolirse la práctica, según ella, de que sólo un grupo pequeño de empresas sea sujeto del pago de la mayoría de los impuestos, porque según añadió, todavía ocurre que la carga queda mal repartida.

Con relación a los impuestos, Viyella señaló que es necesario que haya mayor transparencia y que se mejore la capacidad de recaudación.