Afirma bloqueo contra Cuba acabará en 2005

http://hoy.com.do/image/article/20/460x390/0/37F09BBF-7CD1-4464-8699-B721ED3ED1A0.jpeg

BOGOTA (AFP).- El bloqueo de Estados Unidos a Cuba se acabará en 2005, independientemente de quién gane las elecciones norteamericanas en noviembre próximo, señaló el ex presidente del gobierno español Felipe González, en declaraciones a la revista colombiana Cambio.

Entrevistado en Madrid, el dirigente socialista, ex presidente entre 1986 y 1996, señaló que el próximo año habría cambios trascendentes para el presidente Fidel Castro, pues “estoy convencido de que en el año 2005, que es el próximo, el bloqueo de Estados Unidos a Cuba va a desaparecer, gane quien gane las elecciones para ocupar la Casa Blanca”.

“Así que el escenario va a ser completamente distinto”, agregó.

Indicó al periodista que “estoy convencido (de que eso va a suceder). Y si me pregunta si tengo información o si se trata de una opinión, le contestaré: tengo información, no es una opinión. Tengo información de que eso va por ahí”.

González se refirió igualmente a la situación en Venezuela y el presidente Hugo Chávez.

“Es un presidente votado arrolladoramente por una crisis política tremenda y por un hundimiento de los partidos políticos. No conviene olvidar que lo intentó por las botas y después por los votos, y que hizo una Constitución a su medida”, dijo.

Agregó sobre Chávez que “nadie puede decidir quiénes son buenos venezolanos y quiénes no. Un gobernante tiene la obligación de mantener unidos a sus ciudadanos. Hoy vemos a Venezuela más desgarrada que nunca”.

González tuvo palabras de elogio para los presidentes de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, y de Colombia, Alvaro Uribe.

De Lula dijo que es “un hombre que se ha echado sobre su espalda al Estado brasileño. Lo llamativo es que no quiere inventar al Brasil, sino reformar la realidad brasileña”.

Tras señalar que Lula es un pragmático, dijo que “ojalá acierte, porque no hay nada más difícil en un gobernante que la administración de las expectativas que despierta”.

De Uribe dijo que “me parece muy serio y muy responsable con su país y con la historia, y la comunidad internacional debería prestar atención a ese esfuerzo”.

Consultado sobre las críticas internacionales que ha recibido, dijo que “hay colegas europeos y amigos míos del alma a los que les encantan las revoluciones lejanas. Desde lejos las observan como un video”.

“Yo no diferencio entre quien mata argumentando que es de izquierda y quien lo hace argumentando que es de derecha”, añadió.