Afirma empresarios no buscan privilegios

http://hoy.com.do/image/article/53/460x390/0/F7AA13F3-54A5-4917-B4FD-1E9475C0A9ED.jpeg

POR SOILA PANIAGUA
La presidenta del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP) Elena Viyella de Paliza, dijo ayer que el sector empresarial no quiere ni incentivos ni privilegios, sino que su único deseo es que se creen las condiciones para poder competir en un mercado abierto. “No hablamos ni de incentivos, ni de especialidades, ni de privilegios, de ninguna manera, hablamos de igualdad de condiciones, que nosotros los empresarios haremos el resto”, sostuvo.

Viyella de Paliza expuso sus conceptos en la “Primera Conferencia Responsabilidad Social Empresarial: Desarrollo Sostenible y Estrategia de Competitividad”, organizada por la Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE).

Dijo también que los productores locales, sólo piden que se creen las condiciones necesarias para operar en un marco igualitario, para poder competir en condiciones similares a los productores de otros países.

“Nos referimos al tema tributario, al tema eléctrico y al tema del financiamiento, por entenderlos como los más relevantes y porque son, en buena medida, responsables de la disminución de nuestras exportaciones y el aumento de las importaciones, porque hoy día, por las distorsiones existentes, funcionan como subsidios a las importaciones y penalización a las exportaciones”, puntualizó.

Añadió que el rol principal, innegociable y fundamental del empresario es crear empleos, “porque esa es la mejor forma de disminuir la pobreza, mejorar las condiciones de vida de la gente y sobre todo, permitir que la auto estima de la población aumente”.

Exhortó a todos los sectores a trabajar permanentemente en mejorar la competitividad del país y de las empresas, para que puedan competir exitosamente con las de los países que accedan a los mismos mercados.

“No importa cuanto hagamos por mejorar el entorno, si no nos ocupamos de solucionar estos problemas que no nos permiten competir, estos problemas estructurales que retrasan nuestras posibilidades de desarrollo como nación, le estaríamos haciendo un muy pobre servicio a nuestro país y a nuestra gente”, sostuvo.

Tras apoyar que las empresas reinviertan parte de sus beneficios en el desarrollo de las comunidades donde operan, la dirigente empresarial manifestó que “no importa cuántas cosas hagamos en el ámbito de la responsabilidad social empresarial, si no nos ocupamos de solucionar los problemas de competitividad y crear condiciones para que fluya la inversión y como consecuencia, haya una mayor creación de empleos”.

Afirmó que en un sistema de libre empresa, la mejor forma de disminuir la pobreza y mejorar las condiciones generales de la población “es generando más empleos, más productividad, menos pobreza, menos violencia y más respeto a la naturaleza y al entorno”.

“Si hemos de competir en un mundo globalizado, es necesario que contemos con financiamiento abundante y a precios competitivos. Nuestras empresas no pueden competir con elevadas tasas de interés y con financiamientos de cortísimo plazo, mientras otros productores compiten con apoyo, protección y subsidios de los países industrializados”, enfatizó.

Opinó que todos deben pagar los impuestos para que el Estado pueda cumplir con su función social de manera responsable, bien organizada y coordinada, racionalizando el gasto y administrando de manera eficiente el uso y aplicación de los fondos.

“Es nuestro deber pagar nuestros impuestos y lo mismo nos da derecho para exigir que los mismos sean utilizados de la forma más eficiente posible”. dijo.

Viyella de Paliza indicó que el sector empresarial ha adquirido una notable conciencia en el sentido de que su progreso está íntimamente ligado al progreso del país y de que su motivo para la acción no puede restringirse al ánimo de generar beneficios individuales.

Abogó porque se tomen acciones entre el sector público y privado para promover un desarrollo sostenible y ambientalmente responsable.

“Porque creemos en ello, porque creemos en los beneficios de ser socialmente responsables, es que hemos emprendido una serie de proyectos en áreas vulnerables, con la finalidad de contribuir al mejoramiento del entorno”, dijo.

Citó los casos de las fundaciones Brugal Cree en Su Gente, Progressio, Sur Futuro, EDUCA, el Museo de E. León Jiménes y otros proyectos.

Agregó que el proyecto del BID sirvió para resaltar la importancia de los mismos y para iniciar varios proyectos, tal como el de producción de macadamia en asociación con organizaciones comunitarias de varias regiones del país con Helados Bon y el de Educa, que ha sido reconocido inclusive internacionalmente.

“Creemos en retornar beneficios y aportar a las comunidades y al medio ambiente donde operamos, parte de aquello que recibimos, como una forma de mostrar nuestro compromiso con el desarrollo sostenible y el mejoramiento del medio ambiente; especialmente, como una forma de respeto a las generaciones futuras”, dijo Viyella de Paliza.

En cuanto al medio ambiente, sostuvo que tienen que invertir y trabajar permanentemente en su restauración, protección y preservación.