Afirma hay disponibilidad de transporte para el Caribe

http://hoy.com.do/image/article/302/460x390/0/75379D1F-E7F6-4310-8000-46077C9DF35B.jpeg

POR SOILA PANIAGUA
El presidente de la Asociación de Industria y Comercio del Caribe (CAIC), James  Moss Solomon,  afirmó  ayer que ya hay disponibilidad de transporte entre las islas del Caribe, lo cual facilita el comercio entre las naciones de la región.

Moss trató el tema en el panel sobre “Retos y Oportunidades del CARICOM y República Dominicana  y las Expectativas en torno al Tratado de Asociación Económica entre el Caribe y la Unión Europea”,  que organizó el Grupo Corripio, donde   resaltó la importancia de desarrollar estrategias de negocios entre las 15 naciones que integran el CARICOM.

“Ya hay oportunidades de transporte en las islas del Caribe, pero creo que  el tamaño del mercado es aún muy pequeño, porque el problema no es de facilidades, sino de que haya volumen suficiente para hacerlo rentable”, dijo.

Sostuvo que el problema del transporte no es sólo el Caribe y opinó que se puede exportar  a Europa, donde no hay ese tipo de inconveniente,  donde el mercado es más amplio, por lo que  apoyó que se mejore la competitividad y  se aumente el volumen de los productos exportables.

Moss comparte con José Manuel Armenteros la presidencia del Foro Comercial del Caribe Caricom.

“En el Caribe, donde en general todos somos pobres, cuanto más dinero se puede hacer exportando al mercado Europeo es mejor. Ya sabemos que no tenemos el problema de transporte a Europa, se puede hacer  mucho más dinero. Hacer dinero es nuestra responsabilidad, porque se genera empleos y se alivia la pobreza, no importa en qué mercado nos introduzcamos”, dijo.

Refirió el caso de una compañía que invirtió en esa área hace alrededor de 10 años y perdió mucho dinero, por lo que apoyó que se incentive el comercio entre las naciones de la región.

 En su intervención  Moss mencionó  cinco puntos que consideró de interés en el  intercambio comercial entre los países de la región, entre estos la responsabilidad de las empresas al hacer negocio, la cual dijo no es  la responsabilidad del Gobierno.

También el desarrollar las soluciones a pesar de las trabas que puedan poner el Estado o los gobiernos.

En ese orden mencionó que siempre ha habido comercio antes de que existieran los acuerdos, y citó el caso de los Estados Unidos, donde muchas empresas han estado haciendo negocios con el mundo por más de 140 años, ante de que existiera la Organización Mundial del Comercio.

“Es nuestra responsabilidad como personas de negocios desarrollar las estrategias de negocios. Muchos se han escudado detrás de la excusa de  la lentitud de las relaciones intergubernamentales”, dijo.

Agregó que los accionistas de las empresas tienen la responsabilidad de las expansión de las relaciones de negocios y que la estrategia con la Unión Europea es la de fortalecer las experiencias de  los países del CARICOM.

Señaló que muchas empresas claves del CARICOM están haciendo negocios con la Unión Europea y puso como ejemplo la empresa que él dirige.

“La empresa que yo dirijo ya tiene una sucursal en  Londres. No hubo impedimento en esas negociaciones, solamente la pregunta de si teníamos el dinero para hacerlo. No tuvimos que pedir permiso, ni al gobierno inglés, ni al jamaiquino para hacerlo”, puntualizó.

“Los negocios no tienen límites para instalarse en otros países”, dijo Moss, tras afirmar que la meta es p  romover negocios conjuntos  entre los países que traigan beneficios mutuos para todas las empresas, no solo para las compañías de la región.

“Entendemos que hay  restricciones culturales y regionales que limitan un  poco las relaciones,  pero ninguna de estas restricciones se aplican a nuestra capacidad de hacer nuevo negocios”, manifestó.

Otros puntos abordado por Moss fue el relativo a los  sectores del entretenimiento, electrónica y servicios,  afirmando que “la experiencia  y la eficiencia de una persona hace la diferencia”.

 “Tenemos el mismo celebro que cualquier otra persona en el mundo” y 

mencionó que las propiedades del fallecido  autor y cantante y jamaiquino  Bob Marley, quien murió hace 16 años  generan alrededor de US$50 millones al año.

En ese orden sostuvo que   “creo que nosotros no debemos sentirnos que estamos desventaja en la región”.