Afirma Metro no requiere más préstamos

http://hoy.com.do/image/article/303/460x390/0/874C67B6-4416-41F0-BEF0-154DCD410EF6.jpeg

POR SOILA PANIAGUA
El secretario de Hacienda, Vicente Bengoa, aclaró  ayer que los contratos pendientes de conocimiento en el Congreso Nacional relacionados con el Metro de Santo Domingo no son nuevos empréstitos para el país,  sino contratos comerciales que  transparentan  el uso de unos $270 millones de  euros y que conllevan facilidades impositivas.

Bengoa  hizo la aclaración tras declaraciones de representantes en el Congreso Nacional de los partidos Revolucionario Dominicano (PRD)  y del Reformista Social Cristiano (PRSC) de que no iban a aprobar los contratos de préstamos para el Metro de Santo Domingo que estaban  pendientes.

Explicó que lo que está depositado en el Congreso Nacional son contratos comerciales que transparentan el uso de los $270 millones de euros que fueron aprobados para la construcción del Metro y que si los congresistas  entonces se estaría propiciando el mal manejo de esos fondos. “El año pasado, cuando era mayoría la oposición en el Congreso, se aprobaron financiamientos para el Metro de Santo Domingo por 106.79 millones de euros, mientras que en enero de este año, con el PLD en mayoría se aprobaron 163.41 millones de euros, para un total de 270.20 millones de euros. Estas decisiones congresionales están consignadas en las gacetas oficiales 10378, 10405 y 10406”, explicó.

En el Presupuesto de este año están consignados unos RD$12 mil millones de para la construcción del Metro de Santo Domingo.

Tras reiterar que “el Metro no  necesita financiamiento” el funcionario dijo que esa es falta de conocimiento de los legisladores,   ya que el financiamiento para la construcción de la  obra ya fue aprobado por las cámaras en un 40% cuando la oposición controlaba el Congreso y la parte restante en la presente gestión legislativa.

En una rueda de prensa que se llevó a cabo en las instalaciones de la Secretaría de Hacienda, Bengoa dijo que “los contratos que están depositados en el Congreso son los contratos comerciales, es decir, los que se han firmado con los contratistas para la ejecución de la obra”.

Explicó que esos convenios fueron enviados a las cámaras porque conllevan facilidades impositivas” y para darle mayor transparencia ya que inclusive, esas obras han sido adjudicadas mediante licitaciones.

Insistió Bengoa en que los contratos depositados en el Congreso “no representan nuevos endeudamientos externos” y consideró que la postura sobre el particular anunciada por la dirección del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) “no es racional ni coherente”.

Además, Bengoa llamó a la dirección perredeísta a documentarse mejor “porque su posición, que es más bien política, acusa un desconocimiento del tema” y  cuestionó que los algunos políticos dominicanos mantienen viejos métodos de mentir y distorsionar la realidad para sacar provecho politico.

En cuanto a lo relativo a la instalación de la planta de carbón en Manzanillo, Bengoa dijo que “Hacienda solamente ha solicitado que se apruebe otorgar un aval, una garantía del pago de la compra de energía que será suplida a la CDEE”.

Esa garantía, dijo, será nula si la carta de crédito es utilizada con otros propósitos y sostuvo que “este no es el caso de la Congentrix, que había que pagarle aunque la planta no estuviera operando”.

LA DOLARIZACION

En cuanto a la posible dolarización de la economía  dominicana y centroamericana, el secretario de Hacienda, dijo que sería un error de un país que forma parte de un esquema de integración dolarizar en forma individual.

En estos momentos al país no le conviene dolarizar la economía, dijo Bengoa, en alusión a uan información publicada en la prensa , donde se le atribuye haber propuesto que el dólar debe ser la moneda común entre República Dominicana y Centroamérica.

Explicó que los procesos de integración llevan a que las naciones integradas  tengan una sola moneda y que esa es la tendencia mundial.

Opinó que cuando se profundicen los procesos de integración en América Latina, lo cual podría ser dentro de unos 10 años,  los países  de la región podrían tener  una  moneda única y refirió que a la Unión Europea lo llevó más de 40 años la  integración monetaria.

Advirtió que la nación que se ponga a dolarizar en forma individual hará más daño económico que bien.