Afirma proyecto beneficia a una empresa

http://hoy.com.do/image/article/236/460x390/0/C9D1179C-A6E5-4F01-A5A5-8A21C47A9E35.jpeg

POR ALEIDA PLASENCIA
La Asociación de Industrias Farmacéuticas Dominicanas (INFADOMI) consideró ayer que el proyecto de ley que establece un 20% de arancel a soluciones intravenosas y rehidratación oral (sueros) beneficia exclusivamente a la única empresa del país que produce dichas soluciones.

INFADOMI, en una declaración escrita, señala que desea aclarar algunas imprecisiones expresadas por algunos diputados respecto a la posición de la industria nacional y el proyecto de ley en cuestión.

Añade que según se ha informado, los legisladores que promueven el proyecto estimaron que el establecimiento de dicho arancel “beneficia a la industria farmacéutica nacional” que estiman se verá afectada por la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (DR-CAFTA). 

“Tanto en las vistas públicas de la Ley 557-05 sobre Reforma Tributaria, como ante la aprobación de este proyecto por el Senado, INFADOMI dejó muy clara su oposición a este tipo de medidas limitativas del libre comercio, por entender que la industria farmacéutica nacional no necesita barreras arancelarias para ser competitiva”, sostiene.

Manifiesta que en INFADOMI, como asociación, su criterio ha sido constante y coherente “en las políticas que hemos seguido hasta el momento en esta materia, abogando siempre por una situación de arancel cero para todos los medicamentos importados”.

“Pero más que nada, INFADOMI quiere resaltar que el proyecto en cuestión beneficia  exclusivamente a la única empresa del país que produce soluciones intravenosas, que promoviendo este proyecto, busca lograr sacar de competencia a los productos importados”, indica.

Señala que, por lo tanto, contrario a lo expresado por algunos legisladores, este no es un proyecto que beneficia a la industria nacional, sino una disposición para crear condiciones favorables en provecho de una única empresa tradicionalmente importadora.

INFADOMI entiende que si la Cámara de Diputados aprueba este descomunal arancel de un 20%, se estaría fomentando una situación monopólica en perjuicio de la población dominicana.

 “De todos los medicamentos importados, incluyendo los que también se producen localmente, las soluciones intravenosas serían las únicas gravadas, por lo que evidentemente la medida responde a una estrategia lucrativa de esa empresa”, precisa.