Afirman liderazgo de Leonel en PLD es desafiado nueva vez por los danilistas

En el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) se libra una especie de guerra fría entre leonelistas y danilistas que soterradamente luchan por cuotas de poder y por el control de esa organización.

Fuentes fidedignas dan cuenta de que la crisis que estalló   en el PLD ha sido aprovechada por el grupo que mantiene aún el control de las estructuras orgánicas en la entidad, el de Danilo Medina, para enfilar los cañones en contra  del presidente Leonel Fernández, sus funcionarios allegados y el gobierno.

Dicen simpatizantes de Fernández que la intención de esa estrategia de los danilistas es  garantizar la vigencia e incidencia política de Medina tanto dentro como fuera del PLD. Medina fue el hombre de confianza de Fernández, en sus funciones de secretario de la Presidencia, durante los  primeros años de su gobierno en el período 2004-2008.

Agregan que el activismo del danilismo a lo interno del PLD estaría colocando en una situación difícil el liderazgo  del presidente Fernández en el partido, el cual preside. Simpatizantes del mandatario han llegado a advertir que su futuro político será incierto, de continuar el avance de Danilo hacia el control total de las estructuras del partido.

Para lograr sus objetivos, afirman,  Medina implementa una serie de estrategias, que le han dado resultado, hasta el momento, tendentes a lograr el supuesto  descrédito de la gestión de gobierno que encabeza Fernández.

Revelan que danilistas habrían filtrado informaciones a medios de comunicación y al opositor PRD sobre las nominillas CB  y lo del préstamo de la Sun Land  para provocar escándalos de corrupción, en venganza por la “imposición del Estado” en el proceso interno pasado, en el que Fernández  ganó la candidatura presidencial para  su reelección con un 72% de los votos peledeístas, en contra de un 28% que obtuvo Medina.

Aunque el Presidente  y candidato  pudo librar esa supuesta  jugada maestra de Medina (porque se reeligió), se llegó a ver en una encrucijada. 

Leonelistas preocupados. Dirigentes medios del PLD  que se identifican con Fernández, como Miguel Andújar, el diputado del Parlacen Manolo Pichardo  y el entusiasta Luis Inchausti han lanzado la voz de alerta, en cuanto a que el PLD se encuentra inactivo, inoperante, anquilosado y sin mística. Empero, hay quienes advierten que en el fondo de sus preocupaciones está que mientras Medina consolida su fuerza, muchos de los leonelistas que trabajaron en cuerpo y alma por la reelección se sienten sin orientación política, sin poder de decisión y sin autoridad. Pero, además,   que Fernández no reacciona ni asume su papel de líder y presidente del PLD.

Zoom

Leales a Danilo

 Los senadores, diputados, síndicos y regidores peledeístas, en su mayoría danilistas, se mantienen leales y respondiendo a los lineamientos políticos de Medina.

  Reforma constitucional

Hay quienes afirman que el presidente Fernández tendría que  negociar con Medina el tema de la reforma constitucional y sobre todo lo referente a la modificación del artículo 49. Medina, con su control congresional, no permitiría ni aprobaría la posibilidad de que Fernández se postule  para las elecciones del 2012.

La clave

Euclides y Alejandrina

Al margen de la lucha grupal en el PLD,  los connotados e históricos dirigentes peledeístas Euclides Gutiérrez  y Alejandrina Germán se han pronunciado. Gutiérrez  dijo  que propondrá en el Comité Político sancionar a los funcionarios y dirigentes del PLD que se han corrompido en el ejercicio del poder. Planteó retomar los ideales del fundador del PLD, Juan Bosch.

Historia se repite

Peledeístas que piden reserva de sus nombres contaron que  Medina se encuentra activo políticamente y se reúne con frecuencia con los suyos para definir sus líneas políticas. Por ello, dicen, hombres que responden a Medina desde diferentes espacios han protagonizado  denuncias públicas de supuestos  escándalos de corrupción. Citan al senador de Peravia, Wilton Guerrero, quien se identifica con Medina. Este en la pasada campaña interna criticó duramente al gobierno. Recientemente, asumiendo una actitud responsable y valiente, Guerrero denunció el aumento y complicidad de autoridades con el narcotráfico en Peravia, a raíz de la matanza de Paya, donde fueron asesinados siete colombianos. Acusó al procurador Radhamés Jiménez (hombre de confianza de Fernández) “de ser tan bueno que no sirve para nada”. También acusó al gobernador de Peravia de apadrinar la delincuencia. Se recuerda que la esposa de Guerrero, Nelly Melo, fue gobernadora de Peravia. También denunció  que el PLD está secuestrado por el gobierno.

Charlie Mariotti,  senador danilista de Monte Plata,  dijo que el presidente Fernández es  el responsable de la inercia del PLD, lo que de inmediato rechazó Inchausti. Además vinculan al plan de Danilo la denuncia del diputado peledeísta Elso Martínez, de supuesto soborno a legisladores para la aprobación del préstamo de los 8 aviones  Super  Tucano.