Agencia dice dominicano murió quemado en Moscú

http://hoy.com.do/image/article/8/460x390/0/6B777EE8-FD02-4DB7-8AD1-B3EB81393784.jpeg

MOSCU (AFP).- Al menos 36 personas murieron, entre ellas un ecuatoriano y uno oriundo de la República Dominicana cuyo nombre no fue confirmado, y otras 197 resultaron heridas en el incendio que arrasó la madrugada del lunes una residencia universitaria de Moscú habitada por estudiantes extranjeros, según un nuevo balance divulgado por el departamento de Situaciones de Emergencia de la capital rusa, citado por la agencia Interfax.

La agencia Itar-Tass señaló por su parte que entre las víctimas figuran estudiantes procedentes de Ecuador, República Dominicana, Perú, China, Bangladesh, Vietnam, Afganistán, Angola, Etiopía, Sri Lanka, Japón, Malasia, Líbano, Tahití, Tanzania, Turquía, India, Marruecos, Costa de Marfil, Mongolia, Azerbaiyán, Kazajastán y Tayikistán.

Según el nuevo balance, 33 personas murieron en el lugar del siniestro y tres en un hospital moscovita, en tanto que 182 de los heridos fueron hospitalizados de urgencia. Diez de los heridos se encuentran en estado crítico y el estado de otros 47 “es grave”, precisó el balance.

Entre los muertos figura el estudiante de origen ecuatoriano Jorge Francisco Moya Mercado, de 21 años, confirmó en Quito la Cancillería de Ecuador, que agregó que otros diez estudiantes del mismo origen sufrieron problemas respiratorios en el incendio.

El embajador colombiano en Moscú, Miguel Santamaría, informó además que cuatro estudiantes de ese origen resultaron heridas en el incendio.

En declaraciones a la privada radio Caracol, Santamaría precisó que el más afectado por el siniestro fue Alejandro García, quien sufrió una fisura de la columna vertebral al lanzarse del tercer piso del inmueble.

“García está siendo operado en el más importante instituto especializado de Rusia y vamos a esperar el resultado de la intervención”, dijo el diplomático, y agregó que los estudiantes Alejandro Castillo e Iván Bernal se encuentran hospitalizados por intoxicación al haber inhalado humo, mientras que Enrique Frías “sufrió fractura de muñeca y será intervenido el martes”.

Según el estudiante peruano Adam Rosales, de 22 años, otros dos peruanos, un colombiano y una mexicana seguían desaparecidos.

Algunos estudiantes resultaron intoxicados con monóxido de carbono, otros saltaron por las ventanas del edificio de cinco plantas y sufrieron fracturas en las piernas o heridas serias en la cabeza y en la espalda, señalaron los servicios de rescate a la agencia Interfax.

El incendio se declaró poco después de las 02H00 locales (23H00 GMT del domingo) en un corredor de la residencia situada en el suroeste de Moscú, cerca de la Universidad de la Amistad de los Pueblos, conocida como Patrice Lumumba desde la época soviética y destinada a estudiantes de países en vías de desarrollo. Unas 200 personas pudieron ser evacuadas de la residencia en llamas.

El siniestro pudo ser sofocado a las 05h40 locales (02h40 GMT) con la participación de 50 dotaciones de bomberos.

“Los primeros coches de bomberos llegaron después de 20 minutos y los camiones más potentes sólo una hora y media más tarde”, dijo el estudiante peruano Rosales, quien habitaba el segundo piso del edificio incendiado.

“Conseguí salir del edificio, pero un ecuatoriano saltó del quinto piso y se mató y un brasileño que también se tiró por la ventana se rompió un brazo”, agregó.

Según la policía, el edifico albergaba a 272 estudiantes, que en su mayoría acababan de llegar a Rusia para un ciclo de estudios.

La agencia Noticias de China informó en Pekín que 17 estudiantes chinos fueron declarados desaparecidos y otros 33 heridos.

Nueve estudiantes angoleños también resultaron gravemente heridos, anunció en Luanda el Instituto de Becas de Estudio (INABE).

El presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó una investigación detallada sobre las causas de la tragedia, mientras que el viceministro del Interior, Rachiv Nurgaliev, declaró que los investigadores no encontraron “signos (de incendio) criminal ni indicios de explosivos”, y estimó que la causa más probable del siniestro es una equipo eléctrico defectuoso.

La hipótesis de una reponsabilidad directa por parte de algunos estudiantes había sido lanzada por el ministro de Educación, Vladimir Filippov, quien anunció la detención de una estudiante africana.

“El fuego comenzó en la habitación 203, en el segundo piso, donde se alojaban tres estudiantes africanas. Al momento del incendio, ellas no estaban allí. Los investigadores intentan aclarar ahora por qué huyeron o si provocaron ellas mismas el fuego voluntariamente”, declaró.

Los bomberos de Moscú, a quienes varios estudiantes consultados por la AFP acusaron de llegar al lugar media hora después de declarado el siniestro, criticaron el hecho de que los estudiantes “intentaran sofocar el incendio por sus propios medios” y esperaran 40 minutos antes de dar la alerta.