Agencias de la ONU debaten cómo evaluar Objetivos de Desarrollo Sostenible

Desarrollo Sostenible

Roma.  Las agencias de la ONU con sede en Roma iniciaron hoy un debate sobre cómo evaluar los trabajos para lograr algunos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible acordados el pasado septiembre por la comunidad internacional.

El presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), Kanayo Nwanze, apuntó en la presentación del encuentro que los 17 nuevos objetivos están interrelacionados de forma compleja, lo que condicionará su impacto y su manera de medirlos.

Los participantes concretamente se centraron en el segundo de los objetivos, que pretende acabar con el hambre, lograr seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y promover la agricultura sostenible, unos puntos que están ligados a otros como la erradicación de la pobreza o la lucha contra el cambio climático.

Nwanze consideró necesario identificar las áreas de trabajo y aportar datos “creíbles”, así como idear nuevos indicadores para dar respuesta a cuestiones como la nutrición, que puede medirse de distinta manera en los distintos países.

A su juicio, no se puede esperar que los pobres de las zonas rurales salgan solos de la pobreza, por lo que pidió la asociación de los gobiernos, el sector privado y los pequeños productores para unir sus fuerzas y medir su impacto de forma conjunta.

El jefe del Consorcio de Centros Internacionales de Investigación Agraria (CGIAR), Frank Rijsberman, abogó por obtener “una narrativa donde quepan la lucha contra el hambre, la nutrición y la agricultura”.

Actualmente existen divergencias de criterio entre los distintos campos, como lo demuestra el hecho -dijo- de que algunos nutricionistas no estén tan interesados como otros expertos en aumentar la producción de alimentos y crean que haya que mejorar el componente nutritivo de los ya existentes y desarrollar otras fórmulas.

Además, Rijsberman puso de manifiesto la importancia de evaluar los recursos que van a dirigirse para el cumplimiento de los objetivos.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, que incorporan a su vez 169 metas concretas, marcan la agenda del desarrollo de la ONU hasta 2030 y sustituyen a los ocho Objetivos del Milenio aprobados en 2000.

Su cumplimiento será medido por una serie de indicadores, que serán adoptados el próximo marzo por la Comisión de Estadística de la ONU y después llevados al Consejo Económico y Social y a la Asamblea General de ese organismo.

Por el momento, los países están decidiendo qué objetivos y metas son más relevantes para priorizar en sus políticas y están negociando 225 indicadores, de los cuales 160 ya han sido consensuados en general a falta de un estudio más pormenorizado.