Agente Amet y fiscal concilian; es dejado en libertad

24_08_2016 HOY_MIERCOLES_240816_ El País4 A

La procuradora fiscal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, Sourelly Jáquez, y el agente de la Autoridad Metropolitana de Transporte (Amet) Richardson Saba Núñez, quienes protagonizaron un incidente el día 10 de este mes, llegaron a un acuerdo, y los cargos que pesaban contra este último, acusado de agresión, fueron retirados.

A consecuencia de la conciliación, acogida por la fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso, se procederá al archivo definitivo del caso y el agente será puesto en libertad.

El agente de Amet admitió que agredió involuntariamente a la fiscal, mientras que esta reconoció que había infringido la Ley de Tránsito al estacionarse en el paseo.

El altercado entre estos dos, según un video que circula en Internet, ocurrió cuando el agente se disponía a multar a la procuradora fiscal porque su vehículo estaba estacionado en la acera y esta se resistió a entregar los documentos solicitados. Pero se produjo un forcejeo cuando la fiscal intentó impedir que el agente la grabara, la mujer cayó al suelo y dijo que el agente la golpeó en la cabeza.

Durante una rueda de prensa, el policía dijo que involuntariamente agredió a la magistrada, ya que no fue su intención. “La situación se salió de control, pero lo lamento mucho”, dijo el joven, quien señaló viene de una familia de profesionales y que eligió ser policía porque siempre le ha gustado servir a la patria.

La fiscal pidió disculpas al país y a la Amet, pero no al agente. Lamentó la dolorosa y vergonzosa situación en la que se ha visto envuelta.

Dijo que responderá por su infracción. “Los que velamos porque se aplique la ley somos los más llamados a cumplirla”, precisó.

Declaró que su decisión de conciliar la tomó considerando su condición de cristiana, cuyos pilares son la humildad, la justicia y el perdón.

Expresó que tiene diez años trabajando como Ministerio Público, exclusivamente en la lucha contra el narcotráfico y el lavado de activos, poniendo en riesgo su persona y la de su familia, y que durante ese tiempo en servicio ha desempeñado su cargo con honestidad. La fiscal no tiene vehículo asignado y vive en casa alquilada.

En la mañana de ayer un grupo de familiares y amigos del agente se apostaron frente al Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, en demanda de que fuera liberado.
Argumentaban que ambos habían faltado, por lo que contra la fiscal también se debió tomar medida.