Agentes Amet no trabajan, en rebeldía por penurias

p16

Puerto Plata. Treintidos policías que prestan servicios en la Autoridad Metropolitana del Transporte (Amet) advirtieron ayer que no saldrán a controlar el tránsito en calles y avenidas porque pasan penurias, hambre y problemas para dormir.

Los agentes rebelados dijeron que cuando fueron enviados desde Santo Domingo “nos prometieron muchas cosas, pero la alta oficialidad de nuestra institución no ha cumplido, hasta el punto de que pasamos hambre”.

Incluso, acudieron a la residencia que ocupa el director regional de la Amet, coronel Carlos Martínez Martínez, en la Urbanización Atlántica, a quien le manifestaron su malestar por la difícil situación que pasan lejos de sus familias.

Uno de estos agentes le comunicó en nombre de sus compañeros, “con el debido respeto, comandante, preferimos estar en el infierno y no estar pasando las penurias a la que estamos sometidos”.
“Cuando nos enviaron por dos semanas a prestar servicios en Puerto Plata, nos ofrecieron muchas cosas, pero todavía no las hemos visto”, expresó.

Manifestó que esperan que esta situación sea corregida, por el bien de sus compañeros de armas y de la propia institución.

Dijeron, de los 32 agentes que tiene la Amet en esta ciudad, 25 no son nativos.
Igual, las instalaciones donde funciona la Amet están en malas condiciones, por lo que se teme que de un momento a otro pueda desplomarse y provoque una catástrofe colectiva.

En estas instalaciones hace unos años funcionó un comedor económico oficial y como paradoja de la vida, cuando los agentes salen a prestar servicios en calles y avenidas no tienen de comer, en especial agua potable, porque para colmo, este servicio ha sido cortado porque deben facturas a la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Puerto Plata (Coraaplata).

En tanto, Martínez Martínez reveló a los periodistas que informó a su superior en Santo Domingo, mayor general Frener Bello Arias, sobre lo que pasa con estos agentes bajo su mando, los que deben continuar el trabajo en los operativos contra conductores de vehículos de cuatro gomas y motocicletas, que violan las leyes de tránsito en Puerto Plata.

La Amet es una dependencia de la Policía y en ese cuerpo, antes de ese incidente, tres miembros se rebelaron por situaciones que les afectaban, un coronel, un cabo y un raso.