Agentes de Vigilancia Penitenciaria
dan   trato especializado a internos

http://hoy.com.do/image/article/135/460x390/0/3DF51629-6FDF-4257-AC3D-303606607C5A.jpeg

TANIA HIDALGO
t.hidalgo@hoy.com.do
Trabajar de manera directa e incidir positivamente en los internos en los centros de corrección y rehabilitación del país para lograr su reinserción a la sociedad es la misión principal de los Agentes de Vigilancia y Tratamiento Penitenciario (VTP), cuya formación está a cargo de la Escuela Nacional Penitenciaria que funciona en el antiguo Castillo del Cerro en San Cristóbal. 

Al participar en el conversatorio  La Esquina Joven de HOY, un grupo de VTP contó sus experiencias y vivencias  en el proceso de formación e integración en el sistema.

Estuvieron en el encuentro  los agentes penitenciarios Keunis Alvarez, encargada de Seguridad del Castillo del Cerro; Edward Oviedo, subdirector de vigilancia y tratamiento penitenciario y Yadhira de los Santos Valdez, agente supervisora y encargada  del área de entrenamiento.

Duración.   La formación para los aspirantes a VTP tiene una duración de cuatro meses y medio, con una asignación mensual de RD$3,000 para sus gastos. Durante la capacitación, permanecen internos en la sede docente, donde se les suministra alimentación y uniformes de ejercicios.

Los estudiantes de mayor rendimiento académico son nombrados como Agentes de Vigilancia y Tratamiento Penitenciario (VTP) y asignados en los Centros de Corrección y Rehabilitación  (CCRs) de todo el país, con un salario mensual de RD$10,000, además de seguro médico y seguro de vida. Los demás estudiantes que aprueben  el curso son colocados automáticamente en lista de espera.   

Actualmente se están capacitando 39 aspirantes, mientras que  86 están en la fase de pasantía.

Los VTP explicaron que durante el proceso de formación reciben orientaciones  sobre el manejo de los conflictos que se suceden entre los internos, dentro del recinto carcelario.

De su lado, Oviedo admitió que aunque  algunos agentes penitenciarios se han excedido  con los internos, entiende que en cada caso se han tomado las medidas correctivas de lugar y los responsables de esos excesos han recibido las sanciones correspondientes.

Explicó que en principio cuando fueron designados en los centros de corrección los internos hicieron cierta resistencia, pero que luego se adaptaron.

  “Tú sabes, es un cambio de un personal policial un poco permisible y hasta cierto punto corrupto a  tener que lidiar con un grupo de jóvenes capacitados, que no permiten  privilegios, entonces lógicamente se produce un rechazo”, precisó.

Explicaron los jóvenes que a partir del nuevo modelo los internos son sometidos a un ritual disciplinario que incluye la aplicación de un horario para la realización de una serie de actividades preestablecidas, así como la implementación de un sistema productivo, “lo que no da cabida a la corrupción y el narcotráfico, aunque sí a una rehabilitación, reeducación y posterior reinserción social.

 Asimismo, resaltaron el respaldo dado a la Escuela   por el procurador general de la República, Radhamés Jiménez.

Requisitos.   Los requisitos    para formar parte de este cuerpo son ser dominicano, soltero, bachiller, con edad entre los 19 y 30 años, no haber pertenecido a las Fuerzas Armadas ni a la Policía Nacional.

Las frases

María Alexandra Foy

Soy agente penitenciaria y una de las ventajas de este programa es que podemos seguir cursando otros estudios   y, sobre todo, el interés de las autoridades para que una se capacite”.

Juan Ramón Aponte

Es gratificante educar a las personas . Aquí Uno puede percibir ese proceso de cambio de un individuo y lograr de manera  exitosa su reinserción en la sociedad”.

Joaquín Vásquez

Trabajé durante 11 meses en el centro de Corrección San Felipe, de Puerto Plata y luego fui becado  para estudiar en Argentina”.

Ulises D´Oleo

Trabajé en Najayo- Menores, donde aprendí a trabajar con las personas más difíciles de los centros penitenciarios. Ahora soy encargado de Internamiento y también imparto la materia de radio-comunicación”.

Juana Bautista

Es una experiencia muy bonita poder trabajar con los internos en los diferentes centros de corrección, ya que constituye un sector de la población rechazado por la sociedad ”.

Efraín Encarnación

Este es un trabajo  que requiere de entrega y dedicación. Realmente, vale la pena porque hemos adquirido muchos conocimientos”.

Escuela Nacional Penitenciaria

 Mediante el artículo 4  del decreto número 528-05, del 20 de septiembre de 2005, se asigna el Castillo del Cerro a la Procuraduría General de la República para ser destinado a la Escuela Nacional Penitenciaria, para sus procesos de formación y capacitación en materia penitenciaria.

 La escuela tiene a su cargo la tarea de formar, capacitar y organizar a los nuevos agentes de vigilancia y tratamiento penitenciario, así como al personal  que interviene en los Centros de Corrección y Rehabilitación, como parte del proceso del nuevo modelo de gestión penitenciaria iniciado por la Procuraduría, en el cual  es fundamental el respeto a los derechos humanos    .

1. Asignaturas

Entre las asignaturas que se imparten en el proceso de formación figuran  nociones generales de derecho, régimen  penitenciario, ética y moral, sociología penitenciaria, tratamiento penitenciario, técnicas de defensa y sujeción, cortesía y disciplina, relaciones humanas y dinámica de grupo, así como psicología del privado de libertad.

Además, geografía política y económica de la República Dominicana, orientación institucional, redacción de informes técnicos  y dignidad humana.