Aglipo beneficia a 3,500 productores

El proyecto Aglipo II, construido con una inversión superior a los RD$3.2 millones, aumentará a 125,000 tareas la siembra de arroz en las provincias del Nordeste del país y beneficiará a 3,500 productores.

La construcción de la obra, inaugurada a principio de este mes por el Presidente Hipólito Mejía, estuvo a cargo del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), cuyo director ejecutivo es el ingeniero Silvio Carrasco.

El funcionario expresó que Aglipo II beneficia a productores arroceros de las provincias Duarte, María Trinidad Sánchez y Samaná.

Dijo que ese proyecto, situado en los asentamientos agrarios El Aguacate y Guayabo, aumentó de 48,800 a 125,000 tareas la siembra de arroz en la cuenca baja del río Yuna, en beneficio de mas de 5,000 familias.

Carrasco manifestó que con el proyecto Aglipo II se resolvieron los grandes problemas de agua en todo el Bajo Yuna y los percances de drenajes que tenían los productores de la zona.

El director del INDRHI aseguró que ese es el proyecto de riego de mayor importancia hidráulica que se ha construido en la República Dominicana en los últimos 30 años.

Indicó que la obra de toma de Aglipo II consiste en la colocación de un dique de goma inflable, el primero en su género en las Antillas, con dos unidades de 20 y 36 metros de longitud y 4.2 metros de altura para evitar que el municipio de Arenoso, aguas arriba del dique, se inunde a causa de las crecidas del río Yuna.

Explicó que los canales principales y secundarios de Aglipo II, con 20 y 105 kilómetros de longitud, respectivamente, con capacidad para transportar 10 metros cúbicos de agua por segundo, están revestidos de hormigón en su totalidad con sus respectivas compuertas de derivación.

Señaló que esos canales están distribuidos en las comunidades de El Aguacate y Guayabo.

El director del INDRHI manifestó que dentro de los canales principales se instalaron 44 alcantarillas y 33 puentes peatonales y vehiculares contemplados en el proyecto.

Indicó que también se construyeron 130 kilómetros de caminos de acceso a las parcelas par que los agricultores puedan transportar sus cultivos sin dificultades.

El funcionario expresó que el sistema de drenaje del proyecto incluye 40 y 135 kilómetros de canales principales y secundarios.

Dijo que la construcción de la obra estuvo a cargo del consorcio italiano-dominicano Impregilio-Ingco, que ganó una licitación pública internacional avalada por el gobierno japonés, quien financia el proyecto, así como el consorcio nipón-dominicano Pacific Consultans International E.A. Rosa & Asociados, supervisores del proyecto.