Agricultura inicia plan de emergencia para recuperar agropecuaria en el Norte

La Secretaría de Agricultura anunció ayer la puesta en marcha de un plan de emergencia para la recuperación de la agropecuaria afectada por las inundaciones en las zonas Nordeste y Noroeste, junto a otro programa de apoyo a los organismos de socorro, para asistir a los damnificados de las lluvias registradas en los últimos días.

El plan incluye, además, la fumigación de plantaciones agrícolas, abono, reparación de caminos de penetración y recolección de frutos en zonas anegadas y en áreas plataneras y bananeras, para evitar que se pudran.

También, en coordinación con las autoridades de Salud Pública, la Secretaría de Agricultura ejecutará otro programa de fumigación en las zonas habitadas, principalmente en las zonas de mayores inundaciones y donde están concentrados los damnificados.

Esta acción del gobierno fue planificada durante una reunión del secretario de Agricultura, Eligio Jáquez, con los subsecretarios, directores regionales y departamentales, en la que se trazó la estrategia para una rápida recuperación de la agropecuaria en las regiones afectadas por las lluvias.

El funcionario dijo que hacía alto de su licencia como titular de Agricultura para presidir la reunión y pautar las acciones de emergencia, en procura de revertir la situación calamitosa de la agropecuaria en el Noroeste y el Nordeste, donde quedaron bajo agua miles de tareas sembradas de arroz, banano, yuca, batata, yautía y otras plantaciones importantes.

En la reunión, los directores regionales del Norte, Nordeste y Noroeste, rindieron informes sobre los daños a los cultivos en esas zonas y las tareas de asistencia a los productores y a los damnificados.

Jáquez ordenó la ejecución inmediata de un programa de siembra de productos de ciclo corto en todas las zonas agrícolas afectadas por los aguaceros, a fin de mitigar la situación que se presente con los cultivos dañados de ciclo de producción más prolongados.

Para la realización de ese programa, las autoridades acordaron el envío inmediato de materiales de siembra y fertilizantes, así como la concentración de equipos y técnicos en el Bajo Yuna y en el Noroeste.

También se acordó movilizar gran parte de las flotillas de tractores y otras maquinarias agrícolas para ambas regiones, para la reparación de caminos y preparación de terrenos, con fines de restablecer los cultivos dañados.

El secretario de Agricultura dispuso, además, que todos los funcionarios de la sede central y de las regionales que trabajan directamente en las áreas de producción y vinculadas a programas de asistencia, se trasladen al campo para tener un contacto más directo con los productores afectados, conocer la realidad y coordinar las acciones de recuperación.

Durante el encuentro se formaron comisiones que trabajarán por áreas afectadas, coordinadas por subsecretarios y otras autoridades de Agricultura, para garantizar la eficacia de las acciones emprendidas hacia la recuperación de la agropecuaria en las zonas devastadas por las inundaciones.

El secretario de Agricultura ordenó que las direcciones regionales Norte, Nordeste y Noroeste coordinen planes de asistencia a los damnificados con la Defensa Civil y otros organismos de socorro.

Jáquez también exhortó a los funcionarios y técnicos de Agricultura, a asumir sus tareas con responsabilidad y a no escatimar esfuerzos para ofrecer la asistencia y apoyo que ameritan los productores agropecuarios en las zonas afectadas.