Agro cultura

Evaristo Rubens.

Cítricos
La producción de cítricos es muy importante para los países miembros de la Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) por la gran cantidad de empleos directos e indirectos que genera. Los países miembros de esa entidad son República Dominicana, Belice, México, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá. En la región hay 703,900 hectáreas de cítricos, con unos 220 millones de plantas, cuyos dueños son 129,191 con un rendimiento promedio de 14 TM/Ha. Su valor es de US$866 millones. La actividad de los cítricos genera 127,000 empleos directos y 228,000 indirectos, según el Protocolo para la producción de plantas sanas de cítricos. A partir del 2008 la citricultura es amenazada por la introducción de una de las más devastadoras enfermedades de los cítricos: el Huanglongbing, que está presente en siete de los países miembros de OIRSA. Por la importancia de esa industria, el organismo regional, siguiendo el mandato del Comité Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria, logró establecer un convenio de cooperación con la Fundación Internacional de Cooperación y Desarrollo de China (Taiwán) para ejecutar de manera conjunta un proyecto de 5 años para el control y manejo de la enfermedad. Una de las actividades más importantes de ese proyecto es la construcción de pequeños invernaderos para la producción de plantas sanas, libres de Wanglongbing y de otras enfermedades transmitidas por material vegetativo e insectos vectores que afectan la producción de cítricos.

Encuentro-JAD
La Junta Agroempresarial Dominicana (JAD) anunció la celebración de su XX Encuentro Nacional de Líderes del Sector Agropecuario, con el tema la Asociatividad en el Sistema Agroalimentario Dominicano, Lecciones y Desafíos, en el hotel Meliá Caribe Beach Resort, de Punta Cana, en Higüey, del 4 al 6 de septiembre próximo. Previo al evento se realizará un análisis FODA a nivel provincial y posteriormente regional, por medio de debates grupales, donde se presentan las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas en las zonas rurales, ha sido la metodología empleada para la recopilación de dicha información, explicó el presidente de la JAD, Luis Bonilla.