Agro cultura

EVARISTO RUBENS
EVARISTO RUBENS

Mano de obra haitiana

Hay preocupación entre agroempresarios por la tardanza del Gobierno haitiano en la entrega de documentos (cédula, pasaporte o acta de nacimiento) a ciudadanos para la regularización de su estadía en la República Dominicana. El presidente ejecutivo de la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD), Osmar Benítez, ha dicho en varias ocasiones que miembros de esa entidad les han pedido a las autoridades haitianas que le entreguen más de 400 pasaportes de trabajadores haitianos que le pagaron por adelantado RD$2.0 millones. Asegura que solo han recibido 41 de esos documentos, lo que significa dejadez y poco interés por la suerte de sus compatriotas que vienen al país en busca de una vida mejor. Benítez asegura que las autoridades dominicanas han estado haciendo bien el trabajo de la regularización y quien ha demostrado que está en falta es el Gobierno haitiano, porque no le entrega documentos a sus ciudadanos ni siquiera pagándole por adelantado. Aquí se usa mano de obra haitiana, no solo en la agricultura (guineo, arroz, cacao, hortalizas), sino también en la pecuaria (granjas de cerdo y pollos, ganado), la construcción (pública y privada) y el turismo, entre otros servicios. Benítez afirma que la JAD está satisfecha de la colaboración del Gobierno dominicano en la regularización de sus trabajadores haitianos.

Muerte peces

El Ministerio de Agricultura, a través del Consejo Dominicano de Pesca y Acuicultura (Codopesca), dijo que la muerte de una gran cantidad de peces en las playas de El Can y Punta Arena, cercanas Juancho, en Pedernales, se produjo por falta de oxígeno provocado por el agrupamiento de algas. Los técnicos hicieron una evaluación preliminar, en una visita al lugar junto al director del Codopesca, Milton Ginebra, quien señaló que ese problema afecta a unos 30 pescadores de la zona. Explicó que los peces han muerto asfixiados por la acumulación excesiva de algas marinas provenientes del mar de los Sargazos, región del Océano Atlántico donde abundan. Agregó que “las condiciones climáticas estacionales hacen que las algas sean arrastradas hasta nuestras costas por las corrientes marinas en esta época del año”.