Agrofinca, conocimientos e inversión

Entorno. El empresario del agro necesita investigar bien antes de invertir en una finca, para determinar qué tecnología utilizará y si es factible el negocio que pretende desarrollar. Así hay que conocer el suelo, analizar el mismo y determinar el tipo de suelo y cuáles son los nutrientes que tiene. Conversar con los vecinos que viven alrededor de la finca, porque ellos conocen situaciones que no aparecen en los informes técnicos, así como se presentan ciertas eventualidades de la naturaleza. La finca hay que conocerla bien, si demanda alta productividad.

Agua. El agua no se produce en el mundo, sino que repite el ciclo, porque se tiene la misma cantidad de agua desde la antigüedad. Desde que existe el planeta tierra es la misma cantidad de agua; sin embargo, hay que conocer los ciclos del agua: precipitación, infiltración de las lluvias, transpiración, evaporación y condensación. Es decir, que un profesional no puede cometer el error de decir vamos a producir agua, porque del total de agua solamente hay un 3% que se aprovecha para uso humano, agrícola e industrial, el resto está en los mares. Toda persona tiene que aprender a almacenar agua y así usarla en forma planificada.

Clima. Es la parte más difícil de conocer y más ahora, con el cambio climático. Si el agricultor pudiera controlar el clima, tuviera cosechas seguras. La agro-climatología estudia el clima y su relación con el suelo, planta y medio ambiente. La meteorología estudia el comportamiento de la atmósfera y las leyes físico-químicas, que regulan el planeta. En el clima se estudian los valores medios de los elementos meteorológicos, básicamente el tiempo, desde la comunidad, región y país. Asimismo, se estudia la temperatura, la humedad relativa y sus relaciones con las plantas y los animales. La altitud cambia el clima y dependiendo de ella, varía la temperatura.

Actividad empresarial. Conocida la finca, hay que tomar la decisión, qué cultivar en la misma, tomando en consideración, que es necesario diversificar los ingresos, para tener mejor posición de garantizar beneficios, porque la agricultura es traicionera y en cualquier momento llega una sequía o exceso de lluvias, que lo dejan a uno sin ingresos, para enfrentar los diferentes compromisos empresariales.
Agricultura de precisión. En el 2015 toda planificación de finca debería ser dentro del sistema de agricultura de precisión, para ir teniendo más elementos de juicio y poder planificar mejor la empresa, aunque este sistema todavía es caro, pero es la forma de cultivar productos de alta rentabilidad. En el país no hay cultura de este sistema y solamente conozco la finca de Manuel Castillo, en Ocoa, que está planificada con agricultura de precisión. Es un concepto agronómico que contempla el uso del sistema de posicionamiento global (GPS), sensores, satélites e imágenes, áreas y el sistema de información geográfica (SIG), para estimar, evaluar y analizar las variables agronómicas y económicas.