Agropecuaria
Lechería y sequía

http://hoy.com.do/image/article/634/460x390/0/46D4126E-EB2F-480A-A06C-00756DC9EDB2.jpeg

El país está ubicado en el trópico, lo cual implica un clima errático, que con el cambio climático a nivel mundial se vuelve más complejo poder estandarizar la alimentación de las vacas lecheras, motivo por el cual es indispensable invertir en infraestructuras que permitan almacenar alimentos para todo el año.

Además, para poder estabilizar la producción de leche se requiere una combinación de pastos frescos, ensilaje, caña de corte, yerba de corte, invernadero forrajero, alimentos balanceados, minerales, vitaminas y suficiente agua permanente.

Es de vital importancia que el ganadero se prepare para resistir las sequías, de lo contrario está expuesto a reducir la producción, la preñez, pérdidas corporales de las vacas y en muchos casos la muerte.  Tradicionalmente el productor de leche tiene grandes pérdidas en los meses de junio, julio, agosto, septiembre y octubre, porque sube mucho la temperatura, unida a una humedad relativa elevada.  Lo ideal es establecer el período seco, donde el animal descansa para venir parida de nuevo en los meses de agosto y septiembre, pero en el país no existe esa cultura y solamente en Nueva Zelanda usan este sistema, pero tienen clima templado.

En los países de clima templado como el sur de Brasil, Uruguay, Argentina y Chile, los productores de leche están acostumbrados a almacenar alimentos durante un año, pero por falta de conocimiento y cultura en el país no existe el sistema de conservación de los alimentos y por eso es tan dramática la situación en una sequía, cuando la misma pasa de dos meses.  Creo que Aproleche y el Patronato Nacional de Ganaderos deben hacer un plan de conservación de alimentos, para prepararse, cuando se presenten las sequías.

Este plan podría ser financiado por el Banco Agrícola y consistiría en establecer pastizales de primera calidad, para darlo como alimento fresco a las vacas, preparar ensilaje y tener una porción de yerba de corte y caña de Azúcar.  Establecer una cultura de almacenamiento de pastizales, para cuando lleguen las sequías o para garantizar una producción de leche durante los doce meses, sería lo ideal.  Hay que establecer proyectos pilotos en tres tipos de fincas, desde pequeñas, medianas y grandes y preparar a los técnicos que ofrecerían la asistencia técnica y a los ganaderos en este nuevo sistema de alimentación.

Aproleche debería conversar con el Ministerio de Agricultura y el Banco Agrícola, para elaborar el plan y ponerlo en ejecución, con los ganaderos que así lo consideren de utilidad, para garantizar la rentabilidad permanente de la finca, en las sequías y en los meses de mayor calor, que las vacas entran en estrés calórico.  Es la única forma para poder establecer una finca con ingresos estables.