Agua en la Luna,  éxito de la NASA en 2009

http://hoy.com.do/image/article/477/460x390/0/9D038395-B785-4E7D-9766-ACA966278157.jpeg

Washington.  EFE.  La confirmación de que la Luna alberga agua y no es absolutamente árida como se creía, fue uno de los logros más importantes en 2009 para la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA).

Otro de sus grandes avances fue la misión que llegó por última vez para reparar y mejorar las operaciones del telescopio espacial Hubble, así como la incansable exploración marciana de sus sondas y de sus vehículos “Spirit” y “Opportunity”.

La NASA también incluyó entre los acontecimientos destacados la confirmación de que hay metano en Marte junto con los estudios sobre la reducción de las capas de hielo en los polos terrestres.

El 9 de octubre, la NASA abrió un nuevo capítulo científico cuando la sonda LCROSS (Luna CRater Observation and Sensing Satellite) reveló que el impacto de su cohete impulsor en el cráter Cabeus, cerca del polo sur  selenita, confirmaba que sí hay agua en el satélite natural de la Tierra.

El impacto creado por la etapa superior del cohete Centauro de LCROSS creó una estela de material antes congelado proveniente del cráter el cual se convirtió en vapor como resultado de la colisión.

Ese material, que no había recibido la luz del sol durante miles de millones de años, fue detectado por los instrumentos de la sonda y por los telescopios espaciales y terrestres.

Esos estudios confirmaron todas las sospechas: el hidrógeno detectado en los polos sólo podía originarse de la existencia de agua.

Las evidencias de vapor de agua en esa estela creada por el impacto de Centauro son múltiples, según se ha comprobado.