Aguas Océano Atlántico inundan un barrio pobre de Río San Juan

http://hoy.com.do/image/article/301/460x390/0/B39312AB-F3AB-40BD-87DA-7B70DE01A705.jpeg

POR YLUMINADA PEREZ
RIO SAN JUAN.-
Desde hace cuatro días, cientos de viviendas y una escuela pública son inundadas en horas de la noche por las aguas del Océano Atlántico, que vierte fuertes oleajes hacia el sector Acapulco, de esta ciudad.

La situación ha creado pánico entre los residentes en el sector, según declararon Miguel Fajardo, Ramona Viel, Juan Martínez, Modesta Espinal, Modesto Polanco, Fernando Vilorio, Gladis Beltré, Ricardo Santos, María Encarnación, Juan González y Nidia Rodríguez, parte de los afectados. Indicaron que tienen varias noches que no pueden conciliar el sueño porque a partir de las nueve de la noche comienzan a inundarse de agua sus casas.

Manifestaron que entre ellos se ha generado el temor de que sus viviendas sean arrastradas debido al fuerte oleaje que se abate sobre las mismas. Señalaron que el Océano Atlántico destruyó el muro de contención que impedía la penetración de las aguas hacia el sector.

Indicaron que además de sus casas, también ha sido afectada la escuela de la comunidad, lo que ha provocado que 315 niños dejen de recibir docencia durante esta semana.

Los residentes en el sector Acapulco explicaron que las autoridades del ayuntamiento de este municipio, encabezadas por el síndico, ingeniero Alberto Alonso, han lanzado en toda el área afectada de decenas de camiones de caliche, pero este material ha sido arrastrado por las aguas.

Los afectados le solicitan la intervención urgente del Presidente Leonel Fernández, ya que, según expresaron, sienten el temor de no amanecer vivos en cualquier momento debido a las inundaciones que provocan estos oleajes.

Indicaron que en el sector existen más de 400 viviendas que son afectadas por esta inundaciones, y estimaron urgente la construcción de un proyecto habitacional para ubicar a las familias afectadas, antes de que ocurra un hecho lamentable, como la tragedia de Jimaní y el maremoto que destruyó la ciudad de Matanzas en 1946.

Dijeron que se sienten abandonados de parte de las autoridades, que, según afirmaron, les restan importancia al problema que padecen desde hace cuatro noches, ya que en horas del día la situación se normaliza.

De su lado la profesora, luz María Alcequiez, directora de la escuela Acapulco, dijo que desde hace varios días las tandas de matutina y nocturna han tenido que suspender la docencia debido a las inundaciones, y solicitó a las autoridades educativas el traslado del plantel a otro lugar más seguro. La educadora manifestó que las condiciones del lugar no ofrecen seguridad para los niños y profesores de este plantel, por lo que urge su traslado.