Ahora todo el mundo quiere a Alex Rodríguez

http://hoy.com.do/image/article/301/460x390/0/955B9C39-69E9-4007-A6F0-446D14C865EE.jpeg

Por SEAN McADAM
Del Providence Journal
BOSTON. –
En medio de ponerse su disfraz de Superman y este próximo noviembre, Alex Rodríguez tiene una gran decisión por delante.

Desde ya el jugador mejor pagado en la historia del béisbol, Rodríguez tiene la oportunidad de “salirse” de su contrato de 10 años y $252 millones de dólares con los Yanquis y elegir la agencia libre.

Si hace eso, esperen un gran interés de parte de los Angelinos de Los Angeles de Anaheim y de los Cachorros de Chicago.

Oh, y por favor no descarten a los Medias Rojas de Boston.

Los Medias Rojas, no olviden, fueron los que iniciaron la tendencia para mover a Rodríguez de Texas. Cuando las partes no llegaron a un acuerdo satisfactorio – o mejor dicho, satisfactorio para el sindicato- todo se desplomó, solo para ser reanudado por los Yanquis meses más tarde.

Si Rodríguez vuelve a estar disponible, los Medias Rojas serían unos tontos en siquiera investigar. Y como nos enseñó el pasado invierno, si los Medias Rojas realmente quieren a un jugador, nadie se los quita. Cuando están motivados, el dinero no es un problema.

Claro, hay asuntos a ser considerados. Como el Enemigo Pública No. 1 entre los fanáticos de Boston, los Medias Rojas, siempre pensando en las relaciones públicas, querrán asegurarse que el movimiento no aleja a los fanáticos. Pero David Ortiz, por ejemplo, piensa que eso podría ser superado.

“Cualquiera que venga aquí es bienvenido”, dijo Ortiz. “Uno no va a abuchear a su propio jugador solo porque jugó en otro sitio. Eso no tiene sentido”.

Ortiz, quien profesa caerle bien Rodríguez, insiste en que el toletero de los Yanquis simplemente es un incomprendido.

“El no es como la gente cree”, dijo Ortiz. “Yo hablo mucho con él”.

Si los Medias Rojas pueden superar algunas barreras de química y del clubhouse, hay pocas razones para no perseguir a Rodríguez. Mientras se termina el contrato de Manny Ramírez – le queda un año garantizado con dos opciones del club – Rodríguez es uno de dos bateadores que podrían reemplazar la presencia de Ramírez en el lineup. El otro es Albert Pujols, quien seguramente no va a estar disponible en los próximos años.

Ayuda que los Medias Rojas se beneficiarían de una mejoría en la tercera base. El negocio de Mike Lowell expira al final de esta temporada, y aunque Lowell es tremendo profesional – no se compara con Rodríguez. En el sistema de liga menor del equipo, no hay un candidato valedero.

¿Cuánto costaría llevarle a Rodríguez a los Yanquis? Mucho, obviamente. A Rodríguez le quedan tres años de contrato por unos US$75 millones. Los Medias Rojas – o cualquier otro que puje – tendrían que igualar los US$25 millones anuales y extenderle el acuerdo por más de tres años. Algo así como cinco años por US$135-140 millones para hacer el negocio.

Claro está, habrá competencia. Los Cachorros, a punto de ser vendidos, invirtieron mucho en agentes libres el pasado invierno (Alfonso Soriano, Aramis Ramírez, Jason Marquis, Ted Lilly) y podrían ejercer su poderío como la versión del mediooeste de los Medias Rojas y Yanquis.

También ayuda que los Cachorros tienen a Lou Piniella en el dugout, quien fuere el dirigente de Alex en su primera temporada.

Luego están los Angelinos, que no cumplieron con la promesa del dueño Arturo Moreno de conseguir un jugador de “impacto” en la temporada muerta. Lo lamentamos, Gary Matthews Jr. no cuenta.