Al Asad dice aplastará  revuelta; oposición lo acusa de matanza

DAMASCO.  AFP.  El presidente sirio, Bashar al Asad, reiteró ayer  su determinación a aplastar a “cualquier precio” la revuelta en Siria, tras la muerte de centenares de personas en una operación del ejército cerca de Damasco, que la oposición tildó de “matanza”.  

“El pueblo sirio no permitirá que el complot triunfe y logre sus objetivos”, y lo aplastará “a cualquier precio”, dijo el presidente, enfrentado a una revuelta popular desde hace más de 17 meses, al recibir a Alaedín Borujerdi, emisario de Irán.    Esta es la primera vez que la prensa se hace eco de declaraciones de Asad desde que un responsable evocó el martes la posibilidad de negociar una salida del presidente sirio en el marco de negociaciones.