Al Horford arribó a los 10 mil puntos en la NBA

A1

El rebotero dominicano Al Horford, de los Celtis de Boston, escribió anoche otra página dorada en la NBA, al llegar a los 10,000 puntos encestados en su brillante carrera de 10 años de producción combinada con los equipos de Atlanta y Boston.
Horford jugó nueve temporadas con el combinado de Atlanta, que lo escogió en el draft de 2007 como su pickt número tres, logrando Al convertirse en el primer latino en alcanzar tan significativo honor de un puesto tan alto en dicho sorteo.
Luego su compatriota, Karl Anthonny Towns, lo superó al ser electo como primer pickt de la NBA hace tres temporadas. Lo hizo con el equipo de los Wolves de Minnesota.
Con Atlanta. En las primeras ocho temporadas en la NBA con su conjunto original, de los Hawk, de Atlanta, el dominicano registró importantes números ofensivos al acumular la cantidad de 8,287 puntos encestados.
El rebotero criollo con Atlanta logró llevar a ese equipo a varias clasificaciones a los playoffs en forma consecutiva, razón por la cual llevó alegría a la fanaticada del equipo.
Sin embargo, hace dos años cuando llegó el momento de la agencia libre, la directiva de Atlanta no llenó las expectativas en lo económico y dejó ir al dominicano hacia Boston.
La franquicia de los Celtis le dio un contrato de 113 millones de dólares por cuatro años el cual está en su segundo año.
Partido
En el partido de anoche, los Celtics de Boston se impusieron con marcador de 105-89 frente a los Bulls de Chicago. En el partido Horford encestó 13 puntos, capturó siete rebotes y un plus-31 de juego en 22 minutos de acción.
Y Shane Larkin, quien tuvo la salida en lugar del descansado Irving, acumuló los nueve puntos con una marca perfecta de 3 por 3 desde atrás del arco. Larkin, de 25 años, logró encontrar una forma de eclipsar a los Marcus Smart y Terry Rozier, más aficionados a los abridores, en la noche, y agregó cuatro asistencias, dos robos y cuatro rebotes.
Este fue su clásico triunfo de los “todo el mundo lo hace” para los Celtics, e hizo de este juego un estallido desde el principio. Este no fue el caso la última vez que Kyrie vio un juego de Bulls-Celtics desde el costado, por supuesto, que volvió el 11 de diciembre.