Al menos 14 muertos y 30 heridos en ataque suicida contra chiíes en Pakistán

Imagen referencial.
Imagen referencial.

Islamabad. Al menos 14 personas murieron, entre ellas cuatro niños, y 30 resultaron heridas al hacer explotar hoy un suicida una bomba durante una procesión chií en el sur de Pakistán, en el segundo ataque contra esta minoría en el país asiático en 24 horas, informó a Efe una fuente policial.

“Un suicida hizo explotar una bomba en la primera fila de los participantes, en la que la mayoría eran niños, en la procesión de Muharram” en la ciudad de Jacobabad, dijo un portavoz de la Policía, Khuda Bakhsh.   El portavoz añadió que “murieron 14 personas, entre ellas cuatro niños, y resultaron heridas al menos 30. La explosión ocurrió en la carretera de Quetta en Jacobabad, en la provincia de Sindh”.

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, condenó enérgicamente el atentado, en un comunicado en el que expresó sus condolencias a las familias de los fallecidos.   Las autoridades paquistaníes habían reforzado la seguridad en varias partes del país asiático con motivo de las celebraciones de Muharram o primer mes del calendario musulmán, cuando los chiíes celebran la fiesta de la “ashura” en recuerdo del martirio de Husein, nieto de Mahoma.

El atentado se produce después de que ayer murieran diez personas y siete resultaran heridas en una explosión durante un rezo chií en el distrito de Bolan, en la vecina provincia de Baluchistán, donde está activada una alerta ante las celebraciones de esta minoría.   El lunes once personas murieron y 23 resultaron heridas por la explosión de una bomba en un autobús en Quetta, la capital de Baluchistán, que posteriormente fue reivindicada por un grupo separatista.

Los atentados de carácter sectario en Pakistán, en especial contra la minoría chií, que representa un 20 % de la población del país, se han incrementado en los últimos años en medio del recrudecimiento general de la violencia terrorista desde finales de 2012.