Al menos 140 líderes FARC han sido asesinados desde 2016

BOG400. BOGOTÁ (COLOMBIA), 09/07/2019.- El senador colombiano Julián Gallo, cuyo nombre en la guerrilla de las Farc era Carlos Antonio Lozada, sale de la Fiscalía General de la Nación luego de entregar pruebas de un supuesto plan para asesinar a los altos dirigentes del partido FARC, este miércoles en Bogotá (Colombia). EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda
BOG400. BOGOTÁ (COLOMBIA), 09/07/2019.- El senador colombiano Julián Gallo, cuyo nombre en la guerrilla de las Farc era Carlos Antonio Lozada, sale de la Fiscalía General de la Nación luego de entregar pruebas de un supuesto plan para asesinar a los altos dirigentes del partido FARC, este miércoles en Bogotá (Colombia). EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda

Las amenazas de muerte a líderes del partido FARC denunciadas ayer ante la Fiscalía colombiana enturbian aún más el panorama del acuerdo de paz y especialmente de los exguerrilleros que dejaron las armas, de los cuales al menos 140 han sido asesinados desde noviembre de 2016.
La denuncia la presentó el senador Julián Gallo, conocido en su época de guerrillero como “Carlos Antonio Lozada” y que en la actualidad es uno de los líderes de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC). Gallo, que es un acérrimo defensor del acuerdo de paz con el Gobierno que transita hacia su tercer año, dijo tener “unos mensajes de texto” amenazadores que lo motivaron a llevar el caso a las autoridades para evitar que la ola de asesinatos de excombatientes rasos alcance también a los jefes de la antigua guerrilla.
“Vinimos a denunciar ante la Unidad Especial de Investigación de la Fiscalía acerca de unos mensajes de texto que han circulado y que a nuestro modo de ver de alguna manera evidencian que pueda haber un plan para atentar contra los dirigentes del partido FARC”, dijo Gallo.
El objetivo de su denuncia es que se abra una investigación en la que se pueda determinar cuál es el origen de los mensajes y qué es lo que buscan los remitentes “con esos textos”, en los que “hay nombres muy precisos” de los líderes del partido amenazados.
El senador no quiso revelar los nombres que aparecen en las amenazas o el detalle de las mismas porque, según dijo, es un asunto de competencia de la Fiscalía.